¡¡¡Confía en tu instinto!!!


En consecuencia de los estudios y profundización en el mundo del “coaching” que estoy ejerciendo desde hace unos meses, me gustaría dedicarle unos minutos a compartir pensamientos personales en este artículo.

En una salida al campo, diariamente nos encontramos con infinidad de decisiones a tomar en breves segundor (al leer el green, al palo a escoger en momentos puntuales, a como pegar un golpe determinado, etc.), en esos momentos, nuestros instintos deberán ayudarnos a decidir que decisión debemos tomar. Es hat donde os recomiendo el ¡¡¡Confía en tus instintos!!!,ya que la primera opción que pienses es generalmente la mejor. Si dudas de tus sentimientos viscerales y de tu primera opción, es debido a tu preocupación más por el resultado del golpe que por el proceso del mismo.

Los primeros segundos ante la bola para realizar un golpe, la mente está relajada. Es al dejar pasar ese momento cuando empezamos a analizar  lo que queremos que haga la bola…y no siempre es lo que sabemos hacer para que se produzca ese deseo. El miedo o la duda afecta a la química del cerebro y esa es la causa de todas nuestras dudas en ese momento. Por ello deberemos siempre realizar un “golf fácil” para nosotros. (Juguemos un golf “fácil”. http://wp.me/pTcO5-Fo)

Nuestro cerebro es un “ordenador” muy sofisticado. Le encanta resolver los retos, si permites que te ayude. Ayuda a tu cerebro  mediante la eliminación de tus emociones negativas y dotarle de información objetiva. Si la mente humana a conseguido llevar al hombre a la luna y traerlo de vuelta…, sin duda, también te puede ayudar a leer un green, determinar cómo la bola va a rodar en la dirección correcta y la fuerza a aplicar para ejecutar un putt.

Grandes jugadores de golf son reconocidos por tener una sensación real en el juego porque han aprendido a confiar en sus instintos.

El BACKSWING: Rotación SI, traslación NO.


Éste título del artículo que vamos a desarrollar, es el resumen de todo lo que quiero decir.

Muchos jugadores comentan que en la subida del palo (“backswing”) están tratando de “cargar el peso en su costado derecho” , pero en la mayoría de los casos, ese jugador está desplazándose hacia atrás en lugar de girar su torso o cadera.backswing hip

Lo que debemos buscar en el backswing es crear espacio y un ángulo de ataque con la parte baja del cuerpo, lo cual permite que el torso gire completamente (SI ROTACIÓN).

En el backswing las caderas no deberían tener ningún tipo de movimiento lateral (NO TRASLACIÓN), sino que deberían girar en el sentido de las agujas del reloj mientras permanecen dentro del ancho de sus pies (SI ROTACIÓN).  Si las caderas se desplazan en el backswing, casi con seguridad causarán que se estire la pierna derecha y que casi todo el peso se traslade hacia el pie delantero (NO TRASLACIÓN).

Además, esto hará que el torso gire menos, poniéndolo en una posición débil desde donde empezar el downswing.  El término “cargar” debe considerarse como el movimiento del torso girando hasta ubicarse detrás de la bola y el peso sobre el pie derecho trasladándose desde el medio de la planta durante la preparación del golpe hacia el talón en el tope del backswing.

EJERCICIO: Para ayudar a sentir una ROTACIÓN y carga adecuada, trata de ubicar una vara en un ángulo desde la parte interna de su talón derecho hasta la parte interna de los dedos del pie izquierdo.  Practica haciendo backswings donde el ángulo de la cadera es equivalente al creado por la vara en el suelo. Éste ejercicio es ideal si queremos luchar contra el slice o una falta general de potencia.

Es vital que trates de mantener la rodilla derecha flexionada y su peso sobe su talón derecho en el tope del swing.  No te sorprenda si tu torso parece ROTAR más de lo normal, pero tus brazos pareceran más cortos.

Si giramos más las caderas y colocamos el peso sobre el talón derecho, el palo irá más “de adentro hacia fuera” y te sentirá con más poder en el impacto.

Hemos hablado solo de pesos y rotaciones, pero la importancia del resto del cuerpo es vital en el backswing. (Ver El brazo izquierdo en el BACKSWING https://elgolfista.wordpress.com/2012/10/01/el-brazo-izquierdo-en-el-backswing/)

¿Juego de palos económico o de segunda mano?


Éste es un dilema del que cada uno tiene sus propias ideas, en mi caso te diria que hay varias opciones:

1. Buscar unos palos usados en buen estado y aprender a jugar a un nivel aceptable, ya que cuando uno se inicia en este deporte, en ocasiones se rayan, en otras puede llegar hasta romper la varilla, el esmalte de las maderas se maltratan y se ven mal.

(Ver el artículo en profundidad sobre palos de segunda mano http://wp.me/pTcO5-a1)

2. Comprar un set nuevo pero economico, la desventaja es que estos sets son generales y la varilla de los palos es muy flexible, te costara trabajo acostumbrarte.

3. En la mayoria de los clubes, existe un profesional con el cual me imagino que estaras tomando clases de golf, el te puede ayudar a conseguir un juego seminuevo o te recomendara alguna marca en especial.

4. En las tiendas de golf tienen equipo como computadoras, video, etc que conforme a tu swing, velocidad en cabeza del palo a la hora de swing, golpe, etc, te recomiendan palos con la varilla adecuada a ti ya que hay diferente flexibilidad. Ellos tambien te recomendaran hierros y maderas. Te recomiendo que no compres los mas caros, sino que compres los de valor promedio. A mi en particular, me gusta la marca Ping, aunque hace poco probe unos Callaway y me gustaron mucho…y al final he acabado con unos de marca nada comercial pero hechos a medida.

Al igual que las bolas, NO COMPRES las mejores aunque te recomienden que son muy buenas. Como principiante las mejores bolas son las MAS BARATAS, ya que perderas MUCHAS.

¿Cuando el chipping es mejor que el pitching?.


En rasgos generales, que entendemos con estos dos golpes:

Chipping: Golpe de aproximación que realizamos cerca del green, por lo general entre uno y veinte metros del mismo.

Pitching: Golpe de aproximación que realizamos para llegar al green, por lo general a más de veinte metros del mismo.

Si me paro a pensar y sacar estadísticas de lo que debería ser la media, más del 90% de los golpes de juego corto, son chipps rodados. Siendo el otro 10% putts desde el antegreen, o incluso desde el bunquer.

Tengamos en cuenta que al lanzar una bola por el aire (golpe de pitch), se disminuyen las probabilidades de tener el control de la misma, ya que si vuela poco y rueda después (golpe de chipp) tenemos un golpe mucho más predecible por el comportamiento de la bola.

En mi opinión, resumiría la duda en estas tres reglas de principios generales para el juego corto:

1. Putting siempre que sea posible (la bola rodará durante todo el recorrido).

2. Chip rodado cuando no se puede con el putt.

3. Pitch cuando la distancia y elementos de interferencia imposibiliten el chipp (bunker, lago, árboles, etc entre el green y la bola).

Para refrescar un poco el golpe de chipp, os anexo el artículo en el que ya hablamos de él. https://elgolfista.wordpress.com/2013/07/31/reducir-la-zona-de-impacto-para-un-buen-chip/

Fáciles ejercicios para patear mejor (2)


Le segunda “entrega” de lo que me parecen ejercicios amenos y útiles para mejorar el putting.

PROBLEMA: Golpes inconsistentes y sin control de la bola.

ERROR: Rompemos las muñecas en la subida y/o en la bajada del palo.

EJERCICIO:

  • Introduce un tee en elorificio superior de la empuñadura del putter. Al realizar el movimiento de subida y bajada del putter, asegúrate de que el tee se queda ligeramente por delante de la cabeza del putter a lo largo del movimiento. Si la cabeza del palo se adelanta al tee, probable será porque has roto tus muñecas y produces un golpe inconsistente. En los golpes largos es más difícil que te suceda, por lo tanto prácticalo en los putters cormos y medios.

PROBLEMA: Falta de seguridad en la lectura de las caidas del green.

ERROR: A la misma distancia siempre el mismo putt.

EJERCICIO:

  • Colócate en el green de prácticas y elige un hoyo que esté en pendiente. Pon cinco bolas alrededor del hoyo a la misma distancia del mismo todas ellas (empieza a un palmo de distancia) y rodeando el hoyo. Cuando introduzcas las cinco bolas seguidas, vuelvelas a colocar pero a dos palmos de distancia y repite la rutina cada vez que las introduzcas todas. En el momento que falles un putt, estes a la distancia que estés, deberás volver a comenzar a un palmo las cinco. Concentrate en hacer cada uno de los putts y notando cómo cada putt rompe un poco diferentemente dependiendo de su posición del hoyo. Recuerda, cuantas más veces debas repetir los putts cortos, más consolidada será tu confianza en el putter corto.

PROBLEMA: En los putters largos vemos el hoyo pequeño y lejano.

ERROR: Inseguridad de distancia y fuerza en el putt.

EJERCICIO:

  • Situate en el green de prácticas y busca un lugar sin hoyos. Pincha un tee de color en el green y, cambiando  de distancia y posición, patea hacia el tee como si fuera el hoyo durante media hora. Transcurrido este tiempo cambia el tee por uno de los hoyos y practica a embocarla. Verás que mediante el uso de un objetivo más pequeño, tu sensación será más cómoda al ver el hoyo infinitamente más grande que el tee y se refinará tu habilidad para buscar y encontrar el hoyo.

Confio que todos estos ejercicios hagan que empezemos a disfrutar y divertirnos practicando el putter. Pruebalos y si te sientes con ganas de expresar tus resultados…no lo dudes ¡¡¡cuentanoslo!!!.

Fáciles ejercicios para patear mejor (1).


Si damos por supuesto que sabemos que un putt de un palmo es un golpe y que un driver de 280 metros es otro golpe del mismo valor y que cuenta lo mismo, ¿por qué le dedicamos tan poco tiempo a practicar el putting?.  Si en el PGA Tour todos los jugadores golpean la bola muy similares, ¿qué es lo que hace que un jugador u otro gane el torneo?, posiblemente…el que mejor patee esa semana.

Saliendose de los canones estandarizados y aburridos, os dejo una serie de ejercicios amenos y sencillos para ir mejorando el putter.

PROBLEMA:  La bola no sale en la linea que deseamos una vez golpeada.

ERROR: No continuamos la linea de swing con la cabeza del palo.

EJERCICIO:

  • Coloque el palo de la bandera en la superficie del green y alinéelo con el hoyo. Ahora, coloca el talón de tu putter contra poste del banderín. Esto funciona como una guía cuando acaricias el putt. A continuación, prestar mucha atención al putter y mantener un contacto suave con la bandera en el swing del putter. Haciendo esto,  serás capaz de ver exactamente hacia donde la cabeza de tu putter, y corregirla si estás fuera de la linea correcta.

PROBLEMA: La bola realiza un pequeño salto tras el impacto y va frenada.

ERROR: Bajamos muy vertical el putter al tener la bola retrasada en el stance.

EJERCICIO:

  • Un error típico es colocar la bola demasiado retrasada en el stance, y por ello el descenso del putter es demasiado vertical, lo que conlleva a poder hacer que la bola rebote tras el contacto con ella, en lugar de rodar. Para conseguir que la bola ruede suavemente, deberemos colocarla alineada con la parte interior de su pie delantero, es decir, que la posición correcta es bajo el ojo izquierdo (ojo derecho para jugadores zurdos) en el stance.

PROBLEMA: La bola no va en la dirección deseada (teniendo una correcta alineación).

ERROR: Levantamos la cabeza en el momento del impacto.

EJERCICIO:

  • Aunque no lo creais, incluso en el putting, infinidad de jugadores siguen levantando la cabeza en el momento del impacto. Para todos ellos recomiendo que cierren el ojo izquierdo (ojo derecho para jugadores zurdos), practiquen algunos swings y después golpea la bola. Haciendo esto, resulta difícil ver el hoyo, pero no es necesario verlo, solo centrate en ver golpear la bola con el ojo derecho. Realizando este ejercicio conseguiras mantener la cabeza y cuerpo inmovil a lo largo del swing completo.

PROBLEMA: No tenemos seguridad en los putts cortos.

ERROR: Desaceleramos el palo en la bajada.

EJERCICIO:

  • Los putts cortos nos causan tensión porque no deberiamos fallarnos. Por ello debemos saber acelerar en todo momento. Los errores se producen al desacelerar en la bajada del palo. Muchas veces, la subida del palo lo realizamos demasiado amplia, causando la desaceleración en el movimiento hacia adelante. Para remediar esto, coloca una segunda bola aproximadamente diez centímetros detrás de la bola que se va a golpear. Luego, en la subida, trata de no golpear la segunda bola. Restringiendo la subida, se podrá conseguir un movimiento maás amplio, más acelerado.

Dedícale diez minutos de prueba a cada ejercicio y te sorprenderás de los resultados. Recuerda que los golpes de un jugador profesional en el green suponen aproximadamente el 50% de los golpes de su vuelta, y estoy seguro que nosotros no le dedicamos el 50% de nuestro tiempo en el campo de prácticas al putt.

NOTA: He dividido el artículo en dos partes para que no se haga tedioso y largo.

La “SCORECARD” como herramienta de venta fundamental.


No todos los jugadores que se presentan a un campo de golf pasan por la tienda, por el cuarto de palos o la cafetería del mismo. En todos los campos, muchos días, la única relación que existe entre el campo y los jugadores que realizan un recorrido en él, es unicamente la “Tarjeta de Juego” o “Scorecard”.

La scorecard, se ve para inscribir a los jugadores y su hcp, se mira para ver distancias y anotar golpes y se observa y estudia para cotejar resultados y clasificaciones de la partida. Son más de cuatro horas delante de ella y ¿”nadie” a pensado que posiblemente sea una poderosa herramienta comercial y de marketing a la que no le damos la importancia que se merece?

Sin profundizar mucho, solo deseo presentar 3 posibilidades de aprovechamiento de la “scorecard” para captar nuevos clientes, fidelizar a los actuales y rentabilizar las salidas de los jugadores.

Por supuesto que lo básico de una “tarjeta de golpes” lo debemos seguir manteniendo (distancias, hcp, dibujos, planos, etc), pero es “obligatorio” guardar espacio para dar a conocer detalles tan importantes y novedosos como los siguientes:

1) Mostremos lo que tenemos.Ofrece servicios que el jugador busca y no suele encontrar (BBQ permanentes, menús con descuentos para partidas de 4 jugadores, ofertas de pack de cervezas “game over time”, etc), clases de golf y bolas recicladas, por ejemplo.

2) Alíate con las redes sociales. Consolida tu red social a traves Twitter, Facebook, etc y presentate en un espacio para poder gratuitamente ofrecer a los jugadores servicios de reserva de horas, cancelaciones, estado del campo, fechas de “pinchado”, estado meteorológico … Tendrás una base de datos poderosa sin necesidad de incomodar al jugador preguntandole los datos, sino que involuntariamente te los ofrecerá.

3) Sumate a la tecnología inteligente. Con los nuevos sistemas operativos de los teléfonos móviles y sus aplicaciones, podemos empezar a utilizar los códigos QR (quick response code, «código de respuesta rápida» que es un módulo útil para almacenar información en una matriz o un código de barras bidimensional). Estos códigos simples, negros y blancos no ocuparan casi nada de espacio en nuestra “scorecard”, pero que suponen un aporte si puedes enlazarlos con el contenido correcto. Ya sea el menú de la casa club sólo para usuarios, consejos de golf exclusivos, personalizando las distancias de las banderas en el GPS. Todos estos beneficios mejorarán la experiencia general de la partida para los jugadores de golf, por lo implicará que repitan la experiencia de jugar en nuestro campo.

¡¡¡Bueno, pues que por ideas y ganas de ampliar mercado y fomentar el golf que no quede!!!

¿Debemos recibir clases de golf?


Una vez más, realizo un artículo en el que a primera vista y contestando sinceramente a la pregunta de si se debe obligatoriamente recibir clases de golf, mi contestación es clara: NO. ¿Podemos mejorar nuestro juego uno mismo sin necesidad de clases? Por supuesto que si, y es el camino que utilizan muchos de los amateurs que comienzan.

Pero, debo decir, que sabiendo que el golf es un deporte tán complicado y difícil de dominar, si recibes clases evitarás vicios desde un inicio y tu juego mejorará mucho más rápido y correctamente si te enseñan desde el principio.

Por otro lado, si estamos comprando palos, equipación, bolas, greenfees…de verdad ¿te resulta caro o incomodo gastarte unos euros en avanzar y conseguir corregir tu juego en una clase de una hora?. ¿No puedes reunir a dos o tres compañeros para realizar una clase de grupo y a la vez que te diviertes, aprendes, por unos pocos euros?.

Las lecciones de golf son ideales para algunas personas. La última decisión la tiene cada uno, pudiendo recibirlas formal (con profesor individual) o informal (con consejos de amigos jugando en el campo). Pero recuerda que lo más importante para mejorar tu juego de golf es … ¡¡¡simplemente práctica!!!.

Piensa que tu disfrute va relacionado a tu juego de golf. Si éste vá mejorando, tus espectativas y satisfacciones también. Recibe una clase, asimila lo que te enseñan y practicalo durante el tiempo que necesites…así te darás cuenta de que aprovechas lo que inviertes y los frutos los verás de una manera rápida y gratificante.

SWING: Diferencia entre hombre y mujeres.


En principio, el SWING de golf es el mismo para hombres y mujeres sin diferencias importantes entre ambos, aunque si que existen unas variaciones debidas a la constitución física de cada uno en general.

Diferencias básicas:

1. MATERIAL. Los hombres suelen generar más velocidad del palo y de la cabeza del mismo, al ser (generalmente) más altos y con más fuerza que las mujeres. Ésto implica que  los palos de golf de las mujeres suelen ser más cortos, de menor peso, con varillas más flexibles y grips más pequeños. Todo ello se diseña para poder sacar el máximo partido de las principales diferencias en los estilos de swing y velocidad.

2. STANCE. No descubro nada nuevo cuando digo que las mujeres, tradicionalmente, tienen las caderas más anchas que los hombres, lo que se traduce en un cambio de peso más dramático durante el swing de golf. Debido a esto, las mujeres pueden beneficiarse de una postura más amplia de lo normal en su stance, ya que además, por su estatura, las mujeres tienen un centro de gravedad más bajo. La cadera algo más amplia que la de los hombres se traduce en una mayor resistencia en el swing. Por el contrario, los hombres deben seguir con el tópico de la colocación de sus pies con la misma anchura que la de sus hombros.

3. VELOCIDAD DE SWING. Las mujeres tienen una velocidad de giro más lenta que los hombres, lo que significa que se generan menos energía durante un swing. Como dato os digo que el promedio de velocidad del driver en una mujer es de 95 km/h. El de un hombre es de 120km/h mínimo. Para compensar esto, los fabricantes de palos hacen las varillas de diferentes materiales y en diferentes flexiones. Para acomodar la velocidad de giro inferior, las varillas de las mujeres son generalmente de grafito o fibra de carbono, que es más ligero que el acero. La mayoría de las mujeres utilizan varillas diseñadas con más flexibilidad, conocidas como “ladys” y se designan con una “L” en la escala de flexibilidad. Las mujeres con una velocidad superior a la media, utilizan las denominadas de”alto nivel”, que se designan con una “A”

4. ÁNGULO DE ATAQUE. Al tener la mujer una velocidad de swing más lenta, conlleva a que encontremos  un ángulo más plano o paralelo al suelo en el contacto con la bola. Los hombres, por lo general, vienen a consecuencia de sus movimientos, más rápidos y con un ángulo más pronunciado. Lo que producirá una chuleta más grande. Los hombres “trabajamos” más con los hombros y las muñecas, por ello producimos estas chuletas. Las mujeres no tienen el mismo ángulo, sino algo más bajo, lo que hará que puedan tener dificultades para levantar la bola del suelo. Por éste motivo, los fabricantes de palos se decidieron a diseñar los palos de féminas con más loft para compensar esta diferencia, así como una suela más amplia (bounce) y un mayor grado de rebote, con lo que se consigue poder deslizarse por el suelo en lugar de “cavar” en ella.

De lo único que si estoy seguro y cada día me convenzo más al terminar una clase con una pareja de alumnos (uno de cada sexo), es que el SWING de las mujeres es muchísimo más rítmico que el de los hombres, por lo menos en los inicios de las prácticas.

¿Como influye el tipo de varilla en nuestros golpes?


Ya hemos “tocado” alguna vez este tema, pero es bueno recordarlo para todos aquellos jugadores que no tienen todavía muy claro la importancia de la varilla en nuestro juego; personalmente para mí, lo más importante!!!.

La varilla está diseñada para transferir la energía creada por la oscilación hacia atrás de la bola. Esa energía potencial creada por el swing, de nuevo necesita ser descargada en el momento exacto adecuado para una óptima distancia y precisión. Una liberación demasiado pronto hará que la bola vaya alto y hacia la izquierda y una liberación tardía hará que se vaya bajo y hacia la derecha. Una varilla que sea demasiado blanda para nuestra velocidad de swing, causará una rápida liberación y una varilla demasiado rígida causará una liberación tardía. En ambos casos perderemos velocidad del swing y precisión en los golpes.

Flexiones de eje disponibles incluyen …

  • (X) extra rígido (velocidad de swing más de 200 km. por hora)
  • (S) rígido (swing velocidad 161 a 200)
  • (F) firma (swing velocidad 153 a 161)
  • (R) regular (swing velocidad 137 a 153)
  • (A) amateur y senior (120 a 137)
  • (L) damas (105 a 120)

Os incluyo una sencilla lista para observar la relación entre distancias (con el driver), velocidades de swing y la varilla que recomiendo.

Distancia en metros con Driver
Velocidad de Swing
Tipo de Varilla
115 a 140 m
105-120 km/h
L (damas)
140 a 160 m
120-137 km/h
A (senior)
160 a 185 m 137-153 km/h R (regular)
185 a 205 m 153-161 km/h F (firme)
205 a 230 m 161-177 km/h S (dura)
230-250 m 177-201 km/h X (muy dura)
+ 250 m + 201 km/m XS (extra dura)

¿…y el grafito?

El beneficio de varillas de grafito, es que son más ligeras para que se puedan flexionar más rápidamente. El grafito es una buena idea para cualquiera de los palos “largos” (driver, maderas e híbridos). También se recomienda a todos aquellos jugadores con una velocidad de swing lento, como personas mayores, mujeres y jóvenes.

El grafito ofrece un tacto más suave y menos vibración en el contacto con la bola. Las varillas de acero son mejores para velocidades de swing más rápido y para los palos de precisión como hierros y en particular wedges. Las varillas de grafito las encontramos disponibles en toda la gama de flexiones y puntos de inflexión.

Si os surje alguna duda, ayudaros en vuestro pro o comentarmelo, si lo deseais.

Golpe en descenso (Stance hacia abajo).


El golpe con el stance frente a una bola descendente, es probablemente el más complicado de todos los golpes en los que no dispongamos de un stance cómodo y ante la bola en nuestro mismo plano.
La dificultad de dicho golpe radica en que el mayor tiempo de nuestro swing, el loft de la cara del palo va a estar más tiempo en descenso por la pendiente en la que nos en contramos, por lo que un pitch hará las funciones de un hierro nueve, e incluso de un ocho, dependiendo del ángulo de la pendiente.
Os dejo los tres pasos a recordar en los golpes en descenso:
1. Colocación de la bola hacia tu pie derecho. Debido a la pendiente cuesta abajo, la cara del palo contactará antes con la bola, lo que significa que necesitamos colocar la bola más hacia el pie derecho.
2. Inclinación de nuestro cuerpo un poco más hacia la ladera, de lo contrario perderíamos el equilibrio.
3. Al estar nuestra bola más hacia el pie derecho, deberemos apuntar hacia la izquierda de nuestro objetivo, ya que nuestra cara del palo llegara abierta en el momento del impacto. porque la pelota es ahora aún más hacia su pie derecho, necesita apuntar izquierda como su clubface será ligeramente abierto al impacto.
Hay más cosas que puedes hacer para mejorar tus habilidades para la preparacion del golpe en descenso pero sólo voy a hacerte saber las tres primeras que he mencionado aquí porque estos son las más importantes.
Una cosa más, intentar mantener el mayor equilibrio que puedas y realiza un swing suave y fácil. Este no es el mejor momento para realizar el swing forzado ni violento.

Reducir la zona de impacto para un buen chip.


La mayoría de los jóvenes y aficionados cometen el error de estar demasiado lejos de la bola cuando chipean alrededor del green. Esto hace que creamos un exceso de arco en el swing, aumentando el margen de error.

Mi consejo en este tema, sería el de asegurarnos de colocar el 60-70 por ciento de tu peso en tu lado izquierdo con la varilla de palo más vertical. Agarrando el grip algo más abajo de lo normal y más cerca de la bola, todo ello nos ayuda a crear un backswing más pronunciado y un arco límite en la línea del swing.

  • Sus manos deben estar ligeramente por delante de la bola, que le da un ángulo del eje delantero. Mantener esta en el impacto también.
  • Mantener la bola atrás en su postura de dar un golpe descendente y mejorar la zona de impacto.
  • No gires tus hombros tras el impacto a la izquierda, sino que deja pasar el palo hacia el objetivo estirando los brazos.

Animaros a practicarlo y verás rápidos resultados, dejando la bola cerca del hoyo.

Juguemos un golf “fácil”.


La conocida frase de que “el exceso de análisis conduce a la parálisis” es totalmente acertada en el mundo de golf.

Siempre estoy repitiendo a mis alumnos la idea de que “el golf es el único deporte en el que la bola nos espera”. Ésto tiene sus ventajas y desventajas. La ventaja es que no daremos un golpe hasta que realmente estemos preparado para ello y la desventaja, no es otra, que ese tiempo que tenemos entre golpe y golpe, lo mal utilicemos. Cuando se usa ese tiempo para analizar en exceso cada golpe o putt, nuestro cerebro se “colapsa” por tanta información analizada y nos enviará pobres y vanos análisis a nuestro cerebro y cuerpo para encontrar una solución. La mente solo puede procesar una cierta cantidad de información a la vez.

Como ejemplo típico de lo anterior, tenemos el momento de la lectura del green antes de patear. Miramos la bola desde detrás, después desde delante, caminamos en círculos alrededor del hoyo…hasta aquí todo bien. Pero si tras esta rutina, empezamos a analizar el corte de la hierba, el aire que puede afectar a la bola, el recordar el último putt del hoyo anterior, etc…nuestro cerebro, inconscientemente,  se va bloqueando de tanta información en detalles innecesarios, lo que provocará un resultado inverso al deseado.

Otro ejemplo lo observamos cuando un jugador inmóvil, se sitúa tras la bola antes de la ejecución de un golpe. ¿Qué está pensando?, ¿quiere realizar el golpe de su vida, intentando realizar todo lo que su profesor le ha enseñado del swing?. Negativo, demasiada información es igual a sobre análisis, por lo que deberemos concentrarnos en solo una cosa a realizar, prepararnos para golpear y … simplificar el golf.

Debemos pensar en presente, es decir, no dediquemos tiempo a meditar lo que hicimos en el green anterior ni en el swing del hoyo uno. Simplemente no analicemos los detalles de los golpes fallados ni queramos arreglar nuestro swing en el campo.

Una solución muy recomendada para la calmar la mente es el prestar atención en nuestra respiración justo antes de preparar un golpe.  Si otros pensamientos vienen a la mente, debemos dejarlos pasar y volver a centrarnos en el ritmo de nuestra respiración y centrarse en los fundamentos de la rutina pregolpe, como “ver, sentirlo y hacerlo” o “planear, ensayar y ejecutar.”

¿Por qué “topamos” la bola?


Partamos del inicio, sabiendo que infinidad de veces golpeamos a la bola en su parte superior (denominado en nuestro argot golfístico como “topar la bola”). Este error en el impacto es común en jugadores noveles y en golfistas regulares. Las causas que producen dicho error, son las siguientes: 

1. No mantener el eje fijo (la cabeza quieta).

En todo el transcurso del moviento del swing (backswing y downswing), debemos dejar la cabeza inmovil como centro del “círculo” que realizamos con el palo. Si el palo más mi brazo izquierdo es el radio del circulo, en el que la cabeza es el centro, no debemos mover la cabeza hacia la derecha en la subida del palo, ya que si no la recuperamos en su lugar de origen en la bajada, habremos modificado el lugar de ímpacto cuando lleguemos con nuestras manos y palo a la bola. Impactaríamos detras de ella y por consiguiente “toparemos” la bola cuando pase la cabeza del palo.

2. Peso desplazado demasiado hacia el pie delantero.

Debemos colocarnos en el stance con los pesos repartidos entre los dos pies y hacia delante de los mismos, pero no debemos colocar más peso en el pie izquierdo (diestros). Si encuentramos que nuestro peso se ha desplazado hacia el borde exterior del pie delantero, nuestro peso ha “sobre cambiado”. Esto sucede cuando queremos golpear demasiado fuerte la bola y aceleramos el cambio de peso, o cuando se exagera la acción de la cadera inicial al comienzo de la bajada.

El cambio de peso demasiado hacia delante desplaza el punto más bajo de la oscilación hacia adelante. Esto significa que golpearemos la bola con la parte inferior del palo, mucho antes de que el punto más bajo de oscilación del swing, por lo que “toparemos” la bola.

3. Levantar la cabeza para buscar la bola antes del impacto.

Este suele ser el primer motivo por el que “topamos”. Por lo general, el jugador de golf quiere echar un vistazo prematuro de donde va a ir la bola, pero el problema no es el girar la cabeza, sino el levantarla. Al girar la cabeza para echar un vistazo,  no levantamos el punto más bajo de la oscilación del swing, sino que lo levantamos cuando alzamos los hombros para mirar donde va a ir la bola.

Cuando se gira la cabeza antes de tiempo, lo más normal es que cambiemos la rotación del hombro, levantando un poco la parte delantera del hombro y dejando caer los hombros hacia atrás. El punto más bajo de oscilación ahora vendrá a varios centímetros detrás de la bola y el palo tocará la hierba y rebotara hacia la bola.

A partir de ahora, si ves una chuleta detrás de la bola una vez hayas realizado el golpe… sabrás por qué ha ocurrido y qué hacer al respecto.

¿Por qué el golf es tán difícil?


Pienso que pocas veces os habeis planteado el por qué de la dificultad del golf, siendo tan fácil que parece cuando lo vemos en televisión.

El objetivo es muy simple: golpear una bola y que la bola vaya donde queremos. Si analizamos el golf en relación a otros deportes con parecidos objetivos, y teniendo en cuenta unicamente el momento del golpeo a la bola o pelota, nos encontramos lo siguiente:

– Tenis. La linea del brazo y posición de la cara de la raqueta nos marcará la linea de salida de la bola una vez impactada. En el momento del golpeo, la bola siempre está en movimimiento y nosotros casi siempre.

– Beisbol. La proyección de los brazos y el bate siempre es hacia delante y arriba, jamas hacia abajo. Aunque el bate sea redondo y estemos quietos en el impacto, la bola está en movimiento.

– Hockey. El stick de arriba a abajo, pero la pastilla hacia delante. Lo importante es la potencia y velocidad y nosotros en movimiento en el momento del impacto.

Por lo tanto, el golf, en el que la bola está quieta (y siempre nos espera), nosotros parados delante de ella, no tenemos prisa en golpearla y el ritmo y/o velocidad del palo lo ponemos nosotros mismos… ¿por qué es más dificil que cualquier otro deporte?.

Pues bien, la contestación es clara:  “es el único deporte en el que debemos golpear con el palo a la bola hacia abajo, para conseguir que la bola vaya hacia arriba”. La percepción de dicho acto es lo que inconscientemente lo hacemos difícil de entender.

Parte de esta incomprensión inicial en el golf radica en el hecho de que la bola es redonda, y nuestra cara del palo está inclinada. A primera vista podría parecer que nuestro objetivo es deslizar la cabeza del palo por debajo de la bola, golpeando su mitad inferior, y por lo tanto conducir – o elevar – la bola por el aire. Sin embargo, es fundamental tener en cuenta que el palo de golf no ha sido diseñado para levantar la bola pasando por debajo de ella. Ha sido diseñado para golpear la bola en la fase descendente del SWING.

La cara del palo estará en contacto con la superficie de la bola de golf justo antes de alcanzar la parte inferior del arco de giro. Como resultado, la bola queda atrapada entre la cara del palo descendente y el suelo. La bola se comprime, y debido a que la cara de la cabeza del palo es inclinada, la bola girará hacia atrás hasta el impacto, se descomprimirá (agregando potencia a su salida) y comenzará su ascenso. El ángulo en el que la bola sube (trayectoria) estará directamente relacionado con el loft del palo que hemos elegido para el golpeo.

Para concluir esta explicación y como resumen, solo debemos ser conscientes que “golpear hacia abajo con la intención de que ascienda la bola”, no es lógico. Por lo tanto, hasta que dicha acción se llegue a convertir en algo concebible, nuestro músculos se van a “resistir” hasta llegar a realizar  de forma mecánica el “golpear abajo”. Y la memoria muscular en el golf es esencial, para que podamos dejar de preocuparnos de nuestro SWING, y concentrarse en el juego en sí.

Las reglas básicas de golf para los niños.


Sabiendo que estamos sobre los 330.000 federados de golf en España (más otros tantos no federados todavía, pero si practicantes), y de ellos aproximadamente unos 70.000 son jóvenes golfistas. Aprender a jugar a golf es muy útil para cualquier niño, pero el aprender reglas complejas es muy difícil para los más pequeños. Un análisis básico de los movimientos del SWING, más las principales nociones de las reglas, serán todo lo que necesite tu hijo para comenzar sus habilidades en el golf.

Normas elementales con las que empezar a enseñar las reglas de golf:

1. MARCAR LA BOLA. Saber cual es su bola es un elemento fundamental en todo el recorrido y especialmente en el green. Al “peque” debemos recordarle que debe diferenciar su bola en todo momento y para ello le ayudaremos haciendo que marque con una pequeña “X” la bola o que juegue con bolas de colores para que le sea más fácil reconocerla.

Yo tuve la osadía el día antes de un torneo en Málaga, de darle mis bolas a mi hijo para que me las marcase y las guardase en mi bolsa. Al día siguiente en el tee del 1, al abrir el bolsillo de mi bolsa, solo salían bolas marcadas con “perfectos collages” multicolores en las que era misión imposible saber la marca y la numeración de las mismas. Tuve que jugar con ellas, teniendo la presión añadida de no tener que perder ninguna por todo el “trabajo” realizado por el  “incipiente joven artista”.

2. MANTENIMIENTO DEL CAMPO. Ésta es una de las reglas primordiales en el juego de golf. Es simple y fácil de enseñar, y la deberíamos de resumir en dos frases: “lo que se deteriore en la práctica del juego; reparalo lo mejor posible” (piques, chuletas, rastrillar bunkers, etc), y “deja el campo, una vez jugado, como te gustaría encontrarlo”.

3. ACTITUD TRANQUILA Y RELAJADA. A diferencia de otros deportes, los vítores y aplausos no se recomiendan en el campo de golf. La atención y concentración que necesita el golf, las perderemos con gritos y carreras de los otros jugadores, por lo que le enseñaremos al niño a no perjudicar a los demás con dichas acciones.

4. NO DEMORARSE EN EL JUEGO. Esto es especialmente importante si hay otros grupos de golfistas que están jugando. Si sabes que tu hijo se puede demorar en ciertos hoyos, o que tiene un nivel muy principiante y que su juego es algo más pausado (no lento) que los demás niños, es bueno dar paso a los otros golfistas. De esa manera, puede concentrarse en realizar su juego y tu puedes tomar su tiempo para ayudarle y animarle.

5. LEVANTAR BOLA. Enseñemos al niño que las reglas acerca de “tocar” la bola en el recorrrido son muy estrictas. Si le explicamos que solo debe levantar la bola en el green para marcarla, para comprobar que sea la suya y si la encuentra en el agua o fuera límites.  Al mismo tiempo que se está enseñando ésto, se le debe indicar cuando tiene un golpe de penalidad por infringir la regla.

Todo lo indicado no va a hacer que el niño juegue mejor desde el primer momento, sino que acepte, acate y entienda una serie de reglas por la que se rige el golf. Debemos inculcar con cosas fáciles e intendibles desde el principio para que busquemos el objetivo principal: que conozca el golf, pero sobre todo que disfrute con él.

La importancia del codo derecho en el SWING.


Recordemos que en el SWING de golf tenemos infinidad de partes del cuerpo que deberán ser móviles y con una gran importancia en todo el movimiento. Ya hablamos, hace unos meses, de la colocación y movimiento en todo el swing del codo izquierdo y hoy lo haremos del codo derecho (diestros), el cual tiene una mayor relevancia.

En un swing de golf  “perfecto”, deberiamos mantener el codo derecho lo más “pegado” o cerca del cuerpo todo el recorrido del palo hasta contactar con la bola. Una vez que la bola haya sido golpeada, la continuación en el “follow-through”, el codo derecho se deberá levantará y alejar del cuerpo ya que el palo continúa hacia el objetivo y acabará a la altura del hombra izquierdo en el “finish”.

La posición del codo derecho es tan importante porque cuando no vá por su linea, nos encontramos en la imposibilidad de colocar el palo en su plano correcto, alterando el ángulo de la columna. Para mantener una postura equilibrada y el plano ideal del swing, es necesario mantener el codo derecho pasivo y cerca del cuerpo.

Problemas en la fase descendente.

Si el codo derecho se desplaza muy lejos del cuerpo en el top del “backswing”, nos coloca en una situación crítica. Es decir, en el momento de iniciar el descenso hacia la bola, al tener el codo derecho separado del cuerpo, el plano de descenso de las manos y el palo podrá ser cualquiera, y muy improbablemente que el correcto. Por el contrario, si el codo está cerca del cuerpo, solo tendremos una linea del plano de bajada, y esa será la correcta (siempre que mantengamos la cintura y los hombros a ritmo de las manos).

Uno de los indicios de que algo no hacemos bien respecto a este movimiento, lo podremos observar si empezamos a notar dolores en nuestro hombro y codo derecho. Esto es debido a la separación del codo en la fase descendente.

Correccion y soluciones.

La mejor forma de mantener la posición adecuada del codo derecho es practicar golpes manteniendo los codos izquierdo y derecho tan cerca del cuerpo como sea posible. El típico  ejercicio de entrenamiento muy recomendable, consiste en prácticar la subida con un guante de golf o la funda del driver colocada bajo el brazo derecho. Si el codo derecho permanece en su lugar, la funda o el guante no se deben caer al suelo.

Hierros: ¿forjados o de inyección?.


Los dos tipos de fabricación de cabezas de hierros en la actualidad:

– FORJADOS (Forged): 

Se lleva a cabo mediante el calentamiento a altas temperaturas de acero de carbono, hasta conseguir la maleabilidad del mismo para poder darle la forma deseada. Se le aplica una capa de cromo plateado una vez acabado el proceso. Con dicho método se consiguen piezas sin inclusión de impurezas ni imperfecciones ni en la forma ni en su composición. Es un proceso que requiere mucha mano de obra y maquinaria especializada.

Generalmente son los preferidos por los jugadores de mayor nivel por su mayor sensación, jugabilidad y versatilidad en la personalización de cada jugador, aunque también suelen ser los de precio más elevado. Los jugadores de hcp bajo opinan que aportan mejor “toque” y mayor capacidad para “mover” la bola a voluntad, que los de inyección.

El mantenimiento de dichos hierros nos lleva a tener que cuidarlos para evitar la herrumbre en la cara y la base de cada cabeza. La pátina de cromo que protege la cabeza se debe secar y limpiar tras cada impacto con un paño seco y utilizar cepillos de nylon para las estrias, jamás de metal. Si empezamos a observar óxido deberemos aplicar WD-40 (acrónimo de “Water Displacement – 40th Attempt”, aceite lubricante en forma de spray para evitar la corrosión, compuesto en su mayoría por hidrocarburos) con una esponja o trapo. Hay que evitar las fundas individuales de las cabezas de los hierros, ya que favorecen la humedad y aceleran el proceso del óxido. Pensar que la arena de las calles, los nitratos que se le echan a la hierba y el agua del campo son los enemigos de nuestroa hierros forjados.

INYECCIÓN (Cast):

El proceso de fundición (o inyección) consiste en verter acero inoxidable en un molde que, una vez enfriado, obtenemos la cabeza del palo ya acabada. Este proceso de fabricación reduce  enormemente los costes de elaboración. El mercado nos ofrece una extensa gama de modelos fundidos, ya que son los habituales de todas las marcas más comerciales. El centro de gravedad se situa mas bajo y la mayor cavidad posterior en la cabeza, ayudará a levantar la bola al jugador amateur en el impacto.

La inyección permite producir cabezas con cavidades traseras y peso repartido en el perímetro con un centro de gravedad bajo, los llamados “cavity back” que aumentan la “zona dulce” de impacto, obteniendo mayor perdón en golpes descentrados.

Mi recomendación para todos los amateurs que se inician en el golf, es la de empezar por éstos últimos y el tiempo y las habilidades de cada uno ya nos guiará a probar y jugar unos forjados si de verdad los “necesitamos”. Pensar que la responsabilidad de tener un juego de hierros forjado, supone que “tu no tienes un juego de hierros, sino que el juego de hierros te tiene a ti”. Debes cuidarlos y “mimarlos”, limpiarlos, protegerlos y … lo peor de todo: el responsable de todo lo que ocurra en el campo seguirá siendo del “indio”; las “flechas” no tendrán la culpa.

¿Qué aprenden los niños jugando a golf?


El golf es un deporte que puede llegar a convertirse en una pasión para toda la vida. Para los niños es fácil el coger un palo de golf y aprender a golpear una bola, pero hay algo más importante que el mero hecho de jugar a golf: el de lograr adquirir conocimientos y actitudes que hagan referencia a la adhesión a un código de etiqueta, así como hacer frente a los aspectos mentales y sociales del juego.
Miguel-Angel-Jimenez-Escuela-Font-del-Llop 
Los Valores Sociales Básicos son: el Respeto, la Tolerancia, la Honestidad, el Agradecimiento, la Solidaridad, la Bondad, la Justicia, la Amistad, la Lealtad, la Generosidad, la Laboriosidad, la Humildad, la Prudencia, la Libertad, la Perseverancia, la Dignidad, la Fortaleza…
 
Como valores importantes y fundamentales, que el niño va a conocer y practicar desde el primer momento, nos encontramos los siguientes:
 
EDUCACIÓN. Los golfistas debemos cumplir unas normas de etiqueta, a demás de saber que muchos campos de golf tienen un código de vestimenta, la obligación de pedir salidas y ser puntuales en los tees de salida al iniciar el juego. Durante el juego en el campo, todos los jugadores deberán ser respetuosos de los demás. Los niños aprenden que deben estar quietos en el momento en el que los demás están a punto de golpear la bola, que se debe cuidar el campo, no pisar las lineas de putt, a ser honertos en las anotaciones de la tarjeta, etc.
 
PERSEVERANCIA. El golf es un deporte fácil de aprender, pero un deporte difícil de dominar. Los mejores golfistas llevan años jugando y practicando diferentes aspectos del juego. Incluso si su hijo está jugando por diversión, el golf le ayudará a ver el valor de no rendirse y seguir trabajando duro y practicar las habilidades necesarias para mejorar su juego.
 
PRUDENCIA. Los niños, naturalmente, no tienen conciencia de los peligros que les rodean. Pero, a medida que aprenden a jugar al golf, obtendrán una comprensión de cuándo pueden mover un palo sin riesgo de golpear a alguien, a la vez de estar atentos de a que no les golpen a ellos mismos. También aprenden a comprender la importancia de conocer lo que está sucediendo a su alrededor.
 
RESPETO. Al final de una partida de golf, los jugadores se dan la mano. Tu hijo aprenderá que, gane o pierda, el respeto a sus oponentes es una parte importante del juego. Los niños también aprenden que no siempre se trata de ganar, se trata de hacer lo mejor y darse cuenta de que las personas que están jugando contra se esfuerzan por hacer lo mejor también.

La evolución de las varillas de golf.


Desde sus orígenes en el siglo XV, el golf ha sido un deporte popular. El rey escocés James II llegó a prohibir el juego en 1457 ya que los soldados escoceses descuidaban su formación militar al dedicarse a jugar a futbol y a golf.

Los primeros jugadores se fabricaban sus propios palos, y tanto el palo como la bola eran de madera. En 1502, el rey Jacobo IV de Escocia, fue el primero en contratar a un fabricante de arcos para construir el primer equipo completo de palos. La primera varilla que se utilizó era la  de fresno o avellano. La cabeza se unia a la varilla mediante correas de cuero.

Cuando el golf llegó a los Estados Unidos a principios del siglo XIX, los fabricantes de palos empiezan a utilizar la madera de nogal, puesto que era abundante y barata. En pocos años, los mejores palos de golf en Escocia, pasan a montarse en varillas de nogal americano, siendo Hickory la más representativa.

La introducción de las varillas de acero se inició en los años finales del siglo XIX. Sin embargo, se le pusieron infinidad de objecciones a éstas y el Club de Golf Royal and Ancient de St. Andrews no las aceptó hasta que el Príncipe de Gales, las utilizó en 1929. Dichas varillas eran mucho más duraderas que las de nogal, proporcionando al jugador un incremento de precisión notable.

El acero era aceptable para hierros, wedges y putters, pero los fabricantes de palos buscaban algún material más ligero para los drivers y poder aumentar la precisión y la velocidad de la cabeza del palo. LLegando a la década de 1970 donde se presentan las varillas de grafito como una alternativa. Hacia 1990 sale al mercado el titanio como siguiente paso evolutivo de las varillas de los drivers.

El último material que se introduzca en los primeros años del siglo XXI es el escandio. Este material que proviene de Escandinavia (de ahí su nombre), es utilizado principalmente en la industria aeroespacial y es un metal blando, muy ligero y de un color ligeramente rosado. Con él, se ha conseguido fabricar varillas con un 70% de ligereza y durabilidad que el acero y un 55% más ligero que el Titanio y 25% más resistente.

El plano de SWING correcto.


El plano de swing es el movimiento en el cual el palo debe desplazarse a través del swing hacia atras y arriba (backswing) y hacia abajo y delante (downswing).

El no respetar ese plano de swing de cada palo, nos implicará la falta de potencia que todo jugador amateur echa (sin “h” porque es de extrañar) de menos. Dicho problema se acrecienta con los hierros largos, maderas y sobre todo, con el driver. A medida que el ángulo de apoyo se reduce de los hierros cortos al driver, el plano del swing correcto se vuelve más plano –o sea se hace mas horizontal y menos vertical-. Muchas veces, la corrección a un “slice” crónico no es otra que cambiar el plano de swing del driver, ya que posiblemente, será muy similar al que hacemos con el wedge y por ello lo provocamos.

Debemos entender que, en principio, el plano de swing de un palo en concreto, debiera ser el mismo en todos los jugadores, no así de un jugador con todos sus palos. El recorrido de cada palo dependerá del ángulo de apoyo de la cabeza del palo (lie) del hierro o madera que tengamos entre las manos. El plano de un wedge es mucho más vertical que el de una madera, ya que el “lie” y la varilla es más corta, esto nos llevará a realizar un arco más amplio a palo más largo y poder así incrementar la velocidad de nuestro swing.

Como demostración a lo comentado, compara la diferencia de ángulo con el suelo de las dos varillas, al colocarte a la vez con el driver en la mano derecha y el wedge en la mano izquierda. Si puedes mover el driver en el plano correcto y darle a tu swing una amplitud extra, estarás preparado para conseguir mas velocidad en el swing y golpear con mayor potencia la bola.

¿Por qué no vendemos SALIDAS en lugar de GREEN FEES?


Estoy seguro que éste artículo hará pensar a más de uno, meditar, recapacitar y…darme la razón o pensar que lo que digo es una utopía o una estupidez.

Pensemos que en la situación actual de los campos de golf también está reflejada la crisis y por ello cada vez hay menos gente jugando y practicando, es decir, menos gente que acude a los campos, a las tiendas de los mismos y a las cafeterías de los clubs.

Si yo fuera el responsable de un campo de golf  y tuviera la necesidad de incrementar el flujo de jugadores en mi campo (socios o no), entre semana que tengo el campo vacío y para desmarcarme de los otros campos a la vez de conseguir nuevos jugadores (por ejemplo, extranjeros de edad avanzada con recursos económicos justos), creo que apostaría por vender la HORA DE SALIDA al campo en lugar del GREEN FEE actual.

Os demuestro con un ejemplo a lo que me refiero. Imaginemos que un green fee de lunes a viernes, se está vendiendo a 35€ por persona para 18 hoyos, es decir, para 4 jugadores de una misma partida se está facturando 140€, ¿no?. Pues yo cambiaría esta venta de GREEN FEE por la venta de la HORA DE SALIDA a un precio de 100€ (40€ menos; un 30% mas económico). Con lo que si 1 jugador quisiera jugar solo pagaría 100€, 2 jugadores 50€ cada uno, 3 a 33€ y 4 a 25€. Está claro que el jugador estará encantado con el precio de 25€ en lugar de 35€, pero ¿qué ganaria el Club de Golf con dicha modificación?

1. El desarrollo del aspecto comercial y parte del de marketing del campo, pasaría a realizarlo (inconscientemente) los propios jugadores, al dar publicidad y reunir a los demás golfistas, ya que el jugador que quisiera venir se preocuparía de buscar y traer a mas golfistas para que se abaratase su green fee.

2. Más orden y ritmo en el campo. Las partidas serían la mayoria de 4 jugadores, por lo qué no habrían problemas de esperas de los grupos anteriores y posteriores al nuestro porqué todas las partidas se jugarían al mismo ritmo.

2. Elevamos los beneficios de la tienda de la Casa Club. Si incrementamos el número de golfistas que acuden a jugar al campo, por ende que se aumentan los carritos, troleys y buggies que se podrán alquilar. Así como bolsas de tees, guantes, bolas y alguna prenda de ropa que se venderá en la tienda de la Casa Club.

3. Incrementamos el ingreso de la restauración. Mas golfistas en la casa club es igual a más cafés (antes) y más cervezas (después) de cada salida. más probabilidades de que alguno se quedará a comer y desayunar en el Club.

4. Mayor renta en el driver range, por el uso de mas fichas o monedas en la máquina de bolas.

5. Otros servicios paralelos que se crearían o mantendrían. Limpiezas de coches, spa, pistas de paddel, etc que generan negocio y puestos de trabajo.

En principio, esta idea se puede poner a prueba un día a la semana (para ver la reacción y evolución de los jugadores) y poco a poco ir estandarizándola en función de la época del año y de las necesidades del Campo.

Y lo más importante de todo, que pocas veces los responsables implicados en tareas del campo se dán cuenta: el mantenimiento del campo (agua, abono, maquinaria, etc) cuesta lo mismo juegue una persona al día como que jueguen cuarenta. Pues traigamos cuarenta aunque sea con un 30% de dto. porque más vale el 70 % de algo que el 100% de nada.

Espero comentarios y gracias por dejarme poder expresar, ya que mi unico objetivo es el conseguir traer más gente a jugar aunque, posiblemente,  me equivoque en lel camino a lograrlo.

Por el bien de TODOS, evitemos el juego lento.


Es cierto que el juego ágil y sin demora en el campo de golf, es un hábito que se adquiere con el tiempo. No quiero llegar a pensar que es porque nunca le han enseñado a ese jugador las Reglas de Etiqueta a la vez que aprendía a golpear la bola.

Debemos ser objetivos con nosotros mismos y analizarnos para poder ver acciones que estamos haciendo que demoren el juego de nuestra partida o del campo. Pienso que siempre habrá algo que cambiar en beneficio de no frenar la partida en la que jugamos, y en consecuencia el campo donde nos encontramos.

No debemos confundir prisa con preparación. Me explico, los consejos que os doy no son para incidir en la prisa en el juego, sino con el hecho de estar listos o preparados para el momento que debemos jugar nuestra bola.

Os dejo algunos consejos para acelerar el juego lento en el campo de golf:

Juguemos desde el tee que nos corresponda. No queramos innovar o querer demostrar que somos otros golfistas de lo que nos dice nuestro hcp. No juguemos desde tees que están cerrados o de profesionales, ya que son más paradas que deberá hacer la partida.

Cada uno debe caminar hacia su bola. De acuerdo que somos amigos y salimos a pasarlo bien, pero no hagamos de una salida una “pequeña manifestación” de todos juntos a por cada bola del grupo. No digo que seamos misántropos, pero tampoco debemos ir “de la mano” a todos los sitios.

Al compartir buggy, el primer jugador se baja con el/los palo que necesite y el segundo lleva el buggy hacia su bola. Cuando golpee el primero, éste debe ir caminando hacia el segundo, sin esperar a que lo vengan a buscar.

Ves pensando distancias, palos, tipo de golpe, etc. cuando vayas hacia tu bola. No esperes a llegar para sacar los “apuntes” y el sextante para tu golpe. No estamos en el Masters (…por ahora!!).

Utiliza la “bola provisional” cuando sea necesario sin tener que ir a asegurarte de la situación de  fuera límites, para no tener que volver al punto donde golpeaste la bola y tener que repetir el golpe. Si estás jugando un partido entre amigos, te doy permiso para que realizes una “interpretación libre” de las reglas y puedas dejar caer una bola nueva en alguna parte alrededor de la zona donde se perdió la bola para seguir jugando sin demora (que está penalizando, por supuesto).

• Si acatamos las reglas, no deberás utilizar el “mulligan” . Pero si lo haces, limitate a uno en el primer hoyo, no cuando quieras o cuando lo negocies. Manten el principio de etiqueta de nunca se debe jugar un mulligan si la partida detras tuya están esperando.

Comienza a leer el green tan pronto como llegues al mismo. No esperes que sea tu turno de patear para iniciar el proceso de la lectura del green.

Nunca demores un golpe por mantener una conversación con un compañero de partida. Golpea y continua con la misma de camino a la bola.

• Si utilizas un carrito o “troley” y te acercas al green, coje el putt a la vez que el palo que necesites para aprochar, chipear o sacar de bunker. No vayas de uno en uno, porque eso ralentiza todo el juego.

Nada más que comentar. Intentemos jugar a golf mientras pasamos una jornada agradable con los amigos o familia, pero siempre pensando un poco en todos los jugadores. Con pequeños detalles haremos que todos podamos disfrutar sin tener que ponernos de mal genio y desconcentrarnos por lo que veamos mal hecho en la partida de delante.

Bola movida accidentalmente en swing de práctica antes de salir del lugar de salida.


“Tee del hoyo 5, pinchas el tee, colocas la bola encima, coges el driver,  lo situas detras de la bola y sin querer acercas demasiado la cabeza del palo, y…tocas la bola que “la tiras” del tee.” Típica experiencia que alguna vez nos ha ocurrido o hemos presenciado en partidas de golf.

SITUACIÓN.

Antes de jugar desde el lugar de salida, un jugador hizo un swing de práctica durante el cual, por accidente, golpeó y movió con el palo la bola acomodada.

PREGUNTA.

¿Ha realizado un golpe el jugador y/o tiene penalidad por el hecho detallado?

RESPUESTA.

El jugador NO ha efectuado un golpe (ver Definición de “Golpe”), y como la bola no estaba en juego (ver Definición de “Bola en Juego”) NO se incurre en penalida por la Regla 18-2a. El jugador debe poner una bola en juego desde el lugar de salida.

CONCLUSIÓN.

Os doy las definiciones de “Golpe” y “Bola en Juego” de la R&A y de la RFEG para que las podais leer, entender y aplicar:

“Golpe”: Es el movimiento del palo hacia delante con la intención de golpear y mover la bola, pero si un jugador detiene voluntariamente el palo antes de que la cabeza del mismo alcance la bola, no ha ejecutado el golpe.

“Bola en Juego”: Una bola está “en juego” tan pronto como el jugador ha ejecutado un golpe desde el lugar de salida.

¿Es realmente necesario un perfecto SWING de golf?


Todos sabemos que la perfección en su mayor parte es inalcanzable en infinidad de aspectos de nuestra vida, y por supuesto en el juego de golf es una utopía. Aún así, son muchos los golfístas que se frustran al pasarse horas y horas en el campo de prácticas, observando y estudiando la técnica de grandes jugadores de golf, leyendo libros y revistas…para intentar perfeccionar su swing, bajar el handicap y jugar mejor a golf.

Todo eso está muy bien, pero nos encontramos con dos preguntas básicas:

– ¿Es realmente necesario un “swing perfecto” para jugar mejor al golf? y…

– ¿Es alcanzable por todos los jugadores ese “swing perfecto”?.

Pues bien, la respuesta a ambas preguntas es un NO rotundo. La explicación es sencilla; debemos ser conscientes de entender que JAMAS vamos a poder “mover” un hierro como Tiger, Phil o Ernie. Sencillamente porque dichos jugadores poseen talentos y habilidades innatas que nosotros no poseemos, además de acrecentarlas con miles de horas de práctica desde una temprana edad, a la que ya no vamos poder retroceder. Añadamos unos cuantos de cientos de consejos y lecciones de golf que les han sido dadas y…imposible equipararnos a ellos.

Seamos optimistas y recuerda la siguiente frase: “la clave para jugar mejor al golf  no es un swing perfecto, sino un swing consistente y repetible”. Esto es parte una filosofía de vida, que puedes llevarla a cabo con el día a día y que es conocida como “Principio KISS”  (del inglés Keep It Short and Simple : «Mantén lo breve y simple», que es un acrónimo que recomienda el uso de instrucciones sencillas y comprensibles, rechazando lo enrevesado e innecesario). Y ¿qué es lo simple en un swing de golf? te preguntarás, pues mantener la columna vertebral como eje de rotación del swing, consiguiendo un plano correcto. Y colocar el grip y alineación de la cara del palo al objetivo.

Así que si realmente quieres mejorar tu juego, y desarrollar la coherencia y la confianza cada vez que juegues a golf, realiza el swing de la forma mas sencilla que puedas y…golpea la bola sin esperar nada mas que disfrutar del juego.

Cuatro consejos para aumentar tu energía y resistencia en el campo.


El deporte de el golf se basa en la resistencia de nuestro cuerpo con momentos puntueles de poder y de fuerza. Nuestro cuerpo necesita una adecuada nutrición e ingesta de líquidos para conseguir la misma energía en el hoyo 4 como en el 16.

Para una energía y resistencia adecuada, os propongo unos útiles consejos a tener en cuenta:

1 – Intenta que la comida anterior a tu salida al campo sea dos horas antes y a base de proteínas y carbohidratos. Esa será la energía inicial, pero deberemos evitar las comidas azucaradas que nos producirán una caída drástica energética a las dos horas de su ingesta.

2 – Lleva un sandwich para tomartelo a las dos horas de juego, que te aportarán unas 200 calorias.  Necesitaremos algún carbohidrato y proteínas para obtener energía de larga duración, y ello lo conseguimos con un sandwich, pieza de fruta o frutos secos. Hasta nuestra fuerza mental se verá beneficiada por esa ayuda proteica.

Dieta

3 – Bebamos mucho líquidos antes y durante el juego. Siempre hemos escuchado que debemos beber mucha agua para no deshidratarnos (fundamentalmente en verano, por el calor), pero tengamos cuidado, porque la incorporación excesiva de agua puede llegar a provocarnos una hiponatremia, que muy habitualmente se confunde con la deshidratación, ya que ambas condiciónes tiene los mismos síntomas. Cambiemos el hábito de beber solo agua a beber zumos de fruta o alguna bebida isotónica, que nos mantendrán las dosis de sodio, glucosa, potasio y otros minerales.

4 – Evita el alcohol. Debemos saber que el alcohol nos provoca deshidratación y una depresión sistemática de nuestros músculos, agilidad mental y excesiva fatiga.

Todos los deportistas dependen de una buena hidratación y nutrición de sus entrenamientos. El golfista no es diferente. Y, la larga duración de una partida de golf, en comparación con otras actividades de ocio, hace incluso más importante una adecuada nutrición e hidratación. Aunque no lo creas, comienza desde hoy mismo a poner en práctica dichos consejos y verás como tus resultados mejoran.

Los 10 golfistas más “animales” (con perdón).


Os propongo un sencillo pero a la vez ingenioso pasatiempo para que desarrolleis la memoria y la imaginación, a la vez de conocer algo más de los emblemáticos y famosos jugadores de golf.

Tras unas pistas y pensando que puede tener relación tanto con su apariencia física, como con su caracter, intentar poner nombre al golfista en relación al apodo por el que se le conoce.

1. El “Oso Dorado”. Rubio y recordman de “Majors” ganados en 25 años (18).

2. El “Tiburón Blanco”. Otro rubio, de juego agresivo y originario de un pais de gran cantidad de dichos escualos.

3. El “Ganso”. Onomatopeya de su apellido en inglés.

4. El “Gavilán”. Hábil jugador para estudiar una vuelta de golf y de “ataque” preciso, de ahí su apodo. Ganó 9 “Majors” entre sus 68 victorias profesionales.

5. El “Alce”. Otro jugador que se le otorga el sobrenombre por su apellido.

6. La “Morsa”. Piensa en el animal y verás al jugador (no es por los colmillos!).

7. El “Bulldog”. En los 90′ era un clásico que su caracter y estilo le supuso el sobrenombre.

8. El “Pato”. Por sus andares en el campo.

9. El “Gato”. Apodo puesto por su abuela cuando tenía 5 años porque siempre trepaba a los árboles y se sentaba en los techos de las casas.

10. La “Serpiente”. Por su caracter tan “encantador”.

Como vereis, lo de “Tiger” lo he obviado por obligación, pero os dejo unos diás hasta publicar la respuesta correcta y os animo a que dediqueis unos minutos a adivinar dichos jugadores y me escribais la solución del pasatiempo.

Entre todos los suscriptores al blog, que me manden la respuesta correcta (o el que tenga el mayor número de aciertos) antes del próximo lunes (10/12/2012), sortearé una caja de 12 Bolas Titlest ProV.

Gracias a tod@s y ¡¡¡ánimo!!! (sucribiros todos aquellos que querais participar).

Pasos para un backspin fácil.


Ya hemos “tocado” este tema en algún artículo anterior, pero hoy y a petición de un alumno, lo explicaremos de forma breve y fácil.

Debemos tener en cuenta seis factores:

1. Adecuada colocación de la bola en el fairway.
Poner máximo spin en un tiro de wedge requiere una posición correcta de la bola. Específicamente, la bola debe estar colocada y reposar limpiamente, con poca o ninguna grama detrás de ella. Mientras más exposición tenga la bola a la superficie de la cara del palo, más spin producirá cuando se ejecute el golpe. Espera un mayor spin cuando golpees una bola que está en subida con el viento soplando de frente.

2. Peso en el lado izquierdo (diestros).
Coloca la mayoría de tu peso en su pierna izquierda (la parte frontal) y dirige tu cuerpo hacia el objetivo. Esto promoverá un swing pronunciado, lo cual ocasiona que se golpee la bola antes que la grama. Mejora tus posibilidades haciendo un swing pronunciado y ejecuta un contacto preciso tomando una posición abierta cuando te coloques para golpear la bola; esto evitará un excesivo movimiento lateral y restringirá la longitud de su backswing.

3. Haz un swing más vertical que horizontal.
Durante el backswing, conserva tu peso al frente de su pierna izquierda y tu parte de arriba del cuerpo apuntando hacia el objetivo. Restrinje el movimiento del cuerpo y haz el swing con tus brazos en una trayectoria ascendente. Sobre todo, conserva tus brazos y el palo al frente de tu cuerpo en vez de permitirle a los brazos hacer swing alrededor de su cuerpo o detrás de de ti.

4. Cuantos más grados tenga la cara del palo, más spin se genera.
Es decir, es más fácil con un 52º que con un hierro 9. Por eso las maderas, con sus caras verticales generan menos back spin que los hierros.

5. Coloca la bola más atrás en el stance.
Esto provoca un swing vertical que es bueno porque la verticalidad genera más spin, y porque el swing atrapa menos hierba entre la cara del palo y la bola, consiguiendo un contacto más limpio.

6. Elige una buena bola y “blanda”.
No intentes con garantías el conseguir el backspin con bolas de práctica. Deberemos utilizar bolas de tres y cuatro piezas preferentemente para poder practicarlo y ver los resultados. Éste es uno de los motivos por los que tan pocas veces se pueden ver en el campo de prácticas.

Creo que el backspin de una manera fácil e inteligible ya está explicado. Ahora mi querido amigo riojano (M.Z.H.) ya sabes…a practicarlo y observar que no tiene mayor dificultad que mucha práctica.

El overswinging.


Me atrevo a decir que un tanto por ciento muy elevado de los amateurs cometen el error denominado “overswinging” (hacer un swing demasiado largo hacia atrás, llegando a “colgar el palo”) al no tener claro como se crea la potencia en nuestro swing.
Más del 70 por ciento de la potencia en nuestro swing,  proviene de la capacidad de mantener la muñeca completamente “quebrada” como estaba en el tope del swing y a lo largo del downswing (bajada del palo hacia la bola).
Debemos mantener esta posición todo el tiempo que se pueda para luego liberar la cabeza del palo a través del impacto acelerando la velocidad de tus manos.

El overswinging es un problema común producido en el backswing, por un sobregiro de caderas, excesiva separacion del brazo derecho del cuerpo, flexión del brazo izquierdo, rotura de muñecas, apertura de los dedos de la mano izquierda y una pivotación inversa de nuestra pierna izquerda. Todo ello nos conllevará a un mal contacto con la bola. Éste movimiento nos dá una falsa sensación de fuerte golpeo a la bola para lograr enviarla a gran distancia. 

Para evitar dicho error, debemos coordinar los movimientos adecuados para que en el backswing, una vez que el palo llegue paralelo al suelo, las manos y el cuerpo no deben seguir girando. Si lo hacen, tu línea del swing se cruzará, tu ritmo se ralentizará, y ello dará lugar a malos golpes a izquierda y derecha. Si controlamos la subida podremos detener el overswinging y empezar a añadir algo de consistencia a nuestro juego.

De todos es conocidos los famosos y notables overswingers absolutamente geniales (John Daly, Tom Watson, Nancy López, etc), y pienso que muchos de nosotros estaríamos encantados con  sus resultados aunque no sea el swing que debamos enseñar en las clases ya que las probabilidades de éxito de dicho error convertido a movimiento correcto se reduce drásticamente cuando queremos realizarlo voluntariamente.

 

¿Por qué los niños pueden tener una mala conducta en el campo?.


Que los jóvenes golfistas pueden comportarse mal cuando salen al campo, es debido con toda seguridad, a alguno de estos cuatro motivos:

1. Pretender querer jugar por encima de sus posibilidades.

El golf es un deporte muy exigente en el que se cometen infinidad de errores aún teniendo un nivel alto de juego. Esto es algo que se debe enseñar jugadores jovenes y adultos.

Tu hijo puede estar comportándose mal porque nos quiere demostrar que esos golpes que falla o esas situaciones en las que se encuentra en el campo, es excepcional y no se equivoca ni erra nunca en circunstancias normales. Eso se debe porque todavía no conoce la dificultad que conlleva jugar a golf, cree que es más fácil de lo que la realidad refleja.

Consejo:

Enseñémosle (por televisión, en el campo jugando o viendo a jugadores adultos y mejores que él) que lo normal es fallar golpes desde el tee, ponerse nervioso pateando y lanzar la bola al agua, es lo más normal del mundo. Cometer errores no es malo, lo malo es no saber sacar conclusiones positivas a esos errores “que el errar nos sirva para aprender”.

2. En grupo se imita lo malo.

Si tu hijo está en esa edad difícil, entre los trece y quince años (pubertad), te encontrarás con una dificultad añadida: “a su edad y con su experiencia, sabe más que nadie”. Si encima, sale al campo acompañado de jugadores de su edad, es muy probable que surja un calco de todo lo malo que se pueda produzca a su alrededor (palabrotas, lanzar el palo, enfados innecesarios, gritos, etc). No desea que se burlen de él por ser educado y correcto en el juego, y es muy probable que acabe actuando como ellos por vergüenza.

Consejo:

Explícale que debe tener la suficiente personalidad para ser el mismo y no tener que copiar todo lo malo que ocurra a su alrededor. “El golf es un deporte individual en el que todo lo que ocurre solo depende de uno mismo”.

3. Miedo a decepcionar.

Es posible que el niño llegue a “temer” desilusionarnos al verlo jugar y no le salga como el quiere, al ser consciente de los esfuerzos y sacrificios (económicos y personales) en la formación y preparación que hacemos por él, y que se frustre por miedo a decepcionarnos.

Consejo:

Anima a tu hijo a mantenerse en el camino correcto, explícale que se necesita tiempo para dominar el golf y muéstrale las consecuencias de su mal comportamiento. Si tiene potencial, enséñale a usarlo para que no crea que lo está perdiendo. Con toda seguridad ese comportamiento negativo cambiara en pocos meses; dale tiempo y mejorará.

4. Presión por una crítica recibida.

Por último, es muy habitual que el niño responsabilice del mal juego y agrio carácter a cualquiera, incluso a él mismo (profesor, entrenador, compañero de partida, a nosotros, etc), por las críticas que se le estén haciendo. Posiblemente habrá veces que tendrá razón en culpabilizar el resultado de su juego a esa actitud que está sufriendo por un tercero, que sin darse cuenta está minando la moral del “peque”.

Consejo:

Averiguar porque le duelen tanto esas críticas. Si es por quien las realiza o por la situación en concreto. Si somos alguno de los padres, deberemos tomar un tiempo para poder entender el golf y actuar en consecuencia. Concibamos antes de criticar un golpe o una actuación de nuestro hijo, que éste es el deporte más exigente del mundo, y por consiguiente cualquiera puede errar sin querer.

 Como consideración final solo me queda aconsejar que definamos junto al niño unas reglas básicas de comportamiento en el campo en las que las dos partes estén de acuerdo (por ejemplo, si lanza un palo al aire se acaba la partida). Tengamos en cuenta que en la pubertad los niños no llegan a poder controlar sus emociones como un adulto, por ello alguna vez se romperán esas reglas que establezcamos y deberemos entenderlo aunque no compartirlo.

¿Sabemos tomar las decisiones correctas en todo momento?


Sabemos que el juego de golf tiene muchos retos, pero ¿cuál es que podemos considerar como el más difícil?. Diariamente veo a muchos jugadores que se obsesionan con la parte técnica de sus swings, o la forma en que simplemente no puede golpear bien la bola, pero rara vez se aciertan con la verdadera razón de los errores que cometen.

Algunos encuentran la parte técnica como la más difícil:

  • agarre correcto del grip
  • posición de impacto correcto
  • subida del palo rítmico
  • aprender el juego corto

Otros entienden que la parte estratégica es la más complicada:

  • cómo colocar su bola
  • como jugar en los greens rápidos
  • cómo hacer un juego agresivo
  • qué tipo de golpes debemos realizar para jugar contra el viento

Y una minoría encuentran que el juego mental es lo más difícil:

  • como superar el miedo a perder
  • cómo jugar con astucia
  • cómo dejar de cometer los mismos errores
  • cómo hacer frente a la ansiedad y la presión

Así que con cada golpe que deseas hacer implica un resultado satisfactorio, por lo tanto siempre debes tener en cuenta todos los puntos anteriores y tomar una decisión muy rápidamente, por lo que a tu cerebro le debes dar tiempo suficiente para que enviar las señales apropiadas a los músculos y que tu cuerpo tenga el tiempo necesario para realizar las acciones apropiadas.

La capacidad para decidir correctamente en un tiempo muy corto es lo más importante, y sin embargo, a menudo es el gran olvidado, la habilidad necesaria para golpear un tiro eficaz y jugar buen golf.

Es también una de las razones por las que aprender a jugar tácticamente bien al golf cuesta mucho tiempo.

Un jugador de golf, en su vida golfística, tiene que tomar miles de decisiones incorrectas y correctas para almacenar en su memoria los patrones de éxito jugados en cada situación específica.

Esta memoria almacena permite poder comparar rápidamente su situación actual con la información almacenada de miles de situaciones similares, y los golpes que tuvieron éxito en el pasado.

Entonces, ¿cómo puedes aprender a tomar mejores decisiones de forma rápida?:

1. Practiquemos situaciones específicas. Aislar una situación y trabajar en ella con el fin de almacenar las decisiones que se tomen en esta situación particular.

2. Añadir opciones a nuestro juego. Por ejemplo, jugar diferentes tipos de chips de situaciones diferentes.

3. Ver golf en televisión o en directo. Ésta es la mejor manera de aprender tácticas inteligentes observando los patrones de juego, la técnica de los profesionales y recordar el tipo de golpe que jugaron en una situación determinada.

Cuando juegas a golf, debes decidir sobre tu golpe y ver el vuelo de la bola (dirección, velocidad, efecto, profundidad y altura). En tu mente no hay palabras, solo imágenes de lo que deseas que se produzca, por eso, lo mejor es almacenar la información de la misma manera: visualmente.

4. Juega muchas partidas de golf con diferentes personas. Esto te ayudará a crear una base de datos masiva de decisiones correctas, aprendiendo de tus errores y de sus golpes acertados.

Como moraleja a todo lo escrito, solo te digo que recuerdes que la próxima que vez cometas un error en el campo, debes preguntarte que es lo que querías hacer en ese golpe, antes de empezar a culpar a tu técnica con respecto al resultado de tu error.

El driver para las mujeres.


Tiempo atrás, el driver de las mujeres era el mismo que el de los hombres pero con un varilla más corta. Hoy en día los fabricantes de palos han llegado a entender las diferencias entre sexos y la implicación que conlleva en el swing de de cada jugador. El éxito de la LPGA también a favorecido a las mejoras en los materiales puesto que las jugadoras profesionales exigen el mejor equipo posible a sus patrocinadores.

Las principales diferencias en los drivers que nos encontramos para hombres y mujeres son las siguientes:

a) TAMAÑO: las varillas de los drivers de las féminas son, generalmente, de 2 a 3 pulgadas mas cortos que los de los hombres. Para las mujeres más altas, a menudo es aconsejable el adquirir un driver de hombre, que aunque es un poco más pesado y más rígido, evitará el tener que modificar su stance por no tener que utilizar uno de mujer que sea inapropiado para su swing.

b) FLEXIBILIDAD DE LAS VARILLAS: La mayor parte de la potencia de un driver se genera en la flexibilidad de la varilla. El aumento de la flexión es una manera de que el fabricante pueda hacer un palo más potente para las mujeres sin tener que añadir peso extra. El grafito se utiliza a menudo para los drivers de mujeres en lugar de materiales más rígidos como el aluminio, acero o titanio. los swings de las mujeres son generalmente más lentos y rítmicos, por lo que se somete menos fuerza al driver,  pudiendo utilizar materiales más ligeros para el driver sin aumentar el riesgo de rotura.

c) GRIP: Las mujeres tienen las manos más pequeñas que los hombres, por lo que la varilla de una mujer es más estrecha que la de un hombre de la misma longitud. Los grips de las mujeres son también más cortos.

d) PESO: Si la cabeza del driver es demasiado pesada, el jugador no puede girar suficientemente rápido como para generar la cantidad de potencia deseada. Los drivers de las mujeres generalmente tienen cabezas más pequeñas y ligeras para compensar en parte la diferencia de fuerza entre los sexos.

e) LOFTS: Los drivers de los hombres en general tienen lofts de entre 9 y 11 grados.Dado que las mujeres no suelen golpear la bola tan duro como los hombres, la trayectoria del disparo debe ser mayor para evitar que la bola golpee contra el suelo antes de que haya llegado a su máxima distancia. El loft del driver de la mujer suele ser de 12 o 13 grados.

f) DISEÑO DE LA CABEZA: El ajuste del centro de gravedad en el driver es otra manera de que los fabricantes de palos de golf pueden hacer que sea más fácil para los golfistas poder pegar golpes largos desde el tee. A pesar de que la cabeza del driver de las mujeres es menor que la de los hombres, a menudo se consigue aumentar el tamaño del punto dulce para ellas. Esto tiene el efecto de bajar el centro de gravedad de la cabeza y el aumento del ángulo de vuelo de la bola tras el golpe.

PING: su historia.


La marca PING es principalmente conocida por la fabricación de revolucionarios palos de golf. Su fundador, Karsten Solheim, nació en Noruega y no tuvo ningún contacto con el golf hasta los 42 años, lo que no fué óbice para que su relación con éste deporte diera lugar a desarrollar importantes logros, principalmente con los putts.

Solheim nunca llego a imaginar la revolución que producirían sus “inventos” al crear en 1959 un putter que mejorarase su propio juego. Diseñó y creó su putter “A1” en su garaje de Redwood, California, y llamó a su compañía “PING” después de probar el putter produciendo un fuerte sonido metálico al ser golpeado contra la bola. La compañía empezó a ser reconocida, creciendo a pasos agigantados desde que salió a la luz.

En 1966, nació el modelo de Anser de la mano de Solheim, uno de los diseños putter más exitosos en la historia del golf. El triunfo definitivo de PING se produjo cuando Julius Boros en 1967 ganó el PGA Tour Phoenix Open con un putter PING.

En los años 70, la empresa dio un gran salto cuando Solheim compró una fundición para crear sus propios modelos de cabeza de putters que el mismo diseñaba.

En 1972, PING transforma el mercado al presentar por primera vez unos hierros con código de color, que muestra a  los golfistas los palos que más se ajustan a cada jugador dependiendo de su altura y swing. Solheim también comienza a aplicar peso perimetral para sus hierros, ampliando su “punto dulce”, ofreciendo a los golfistas mejores resultados para golpes descentrados.

En estos momentos, los putters de Solheim han acumulado más de 2.000 victorias profesionales. Sus hierros creados en 1982, modelo PING Eye 2, han resultado ser los hierros más vendido en la historia de la compañía.
Hoy en día, PING tiene más de 500 patentes en su haber y en el año 2001 Solheim fue incluido en el Salón de la Fama por toda su dedicación al mundo del golf.

Karsten Solheim se mantuvo al frente de su compañía hasta mediados de 1990, cuando le otorgó las riendas a su hijo menor, John. Cuando Karsten falleció en 2000, su hijo asumió su responsabilidad como presidente, permaneciendo en manos de la familia con su nieto.

Reducir las variables que nos influyen en el juego.


No descubro nada al decir que el golf puede es un juego muy complejo, debido a que los movimientos a realizar no son una cosa fácil de aprender y ejecutar instintivamente. Sin embargo, cuanto más se puedan reducir las variables de los mismos, conseguiremos más simplicidad en el juego y bajar el numero de golpes.

Por desgracia, muchos golfístas que buscan bajar su puntuación,  pasan la mayor parte de su tiempo y energía en la adquisición de un equipo costoso o practicar sin clases ni organización alguna. Además de no recibir lecciones el golfísta medio se niega a trabajar en la mejora de las variables más simples que tienen mayor control e importancia en su juego.

Afortunadamente, hay tres variables que influyen en el rendimiento de un jugador de golf, en sus resultados y en sus puntuaciones. Éstas son: la gestión de sus golpes o estrategia, la condición física y el juego mental. Dichas variables son mucho más simples de controlar que la mecánica del swing de golf.

a) La manera de gestionar los golpes o estrategia, es simplemente el jugar el campo de golf dentro de nuestras limitaciones físicas y mecánicas. Sea cual sea el nivel de habilidad mecánica que ha alcanzado, debemos conocer cual es la probabilidad de éxito con cada palo en nuestra bolsa y acierto en la selección de golpes de acuerdo a nuestro nivel de habilidad. No intentemos ser un “nuevo tiger” a menos que tengamos una oportunidad clara de efectuar el golpe. Seamos realistas y jugamos dentro de nuestras limitaciones.

b) Estar en buena condición física es muy sencillo de controlar, pero se requiere una fuerte disciplina para seguir un estiramiento estructurado y un programa de ejercicios. Un cuerpo flexible y resistente hace que sea mucho más fácil repetir un swing de golf complejo, sobre todo hacia el final de una partida de golf, cuando a muchos de los jugadores con una condición física normal, en cada golpe se incrementa su agotamiento físico.

c) El juego mental es la variable más sencilla de controlar si sabes cómo. Se requiere la comprensión de que su estado mental afecta a la química de su cerebro que a su vez afecta su capacidad para llevar a cabo golpes “imposibles”. Entonces, es sólo una cuestión de reprogramar su mente para optimizar la química para jugar en su máximo potencial real.

El golf es un juego divertido en el que tiene su cuota de altibajos que pueden variar de un hoyo a otro y de un día a otro. La variable más importante que se puede controlar es la actitud y estado de ánimo de nosotros mismos. Si controlas tu actitud, y siempre intentas mantener el medio vaso lleno, será mucho más fácil ponerte al día con la “montaña rusa” emocional de golf. Una actitud positiva te permite seguir confiando que tengas todo a favor: técnica, pensamientos y suerte.

El brazo izquierdo en el BACKSWING.


Hace una semana, un aventajado y aplicado jugador y alumno me preguntaba en clase: ¿el brazo izquierdo debo doblarlo o no en el backswing?. Le dije que primero, deberíamos trabajar en rotar los hombros y caderas. Con esta rotación y la subida con el brazo extendido, estaremos preparados para iniciar el downswing con garantías de conseguir potencia y linea en el swing. Es imposible mantener el brazo izquierdo recto sino mantenemos una correcta rotación en la subida del palo.

Debido a un pobre agarre (el palo más en la palma de la mano izquierda que en los dedos), el codo izquierdo comienza a doblarse para oponerse a la muñeca. Como resultado, el arco del swing se estrecha y el backswing se hace muy largo. En vez de estar en una poderosa posición donde el cuerpo está cargado como un resorte al tope del backswing, el golfista está en una posición muy débil de impacto: el brazo izquierdo está doblado y hay una muy pobre extensión.

La manera por la que podemos diagnosticar el problema es al comprobar que el arco del swing es corto al final del backswing y el ángulo de ataque hacia la bola es normalmente muy vertical. Por ello, el contacto a la bola es muy inconsistente. Las maderas de calle son usualmente golpeadas “topando” la bola, mientras los hierros se golpean pesados, dejando detrás unas “chuletas” profundas.

La forma de solucionar dicho movimiento es agarrando el palo correctamente, colocando el palo más en sus dedos (Ver La correcta manera de coger los palos. http://wp.me/pTcO5-v9). Esto permite a la muñeca izquierda doblarse correcta y naturalmente durante el backswing. A la mitad del camino hacia atrás, debemos sentir el pulgar izquierdo presionando contra el grip. Esto conserva el brazo izquierdo estirado y extendido muy opuesto a lo encogido y colapsado que se encuentra cuando doblamos el brazo.

Cuando cojas el palo con ambas manos, estira el pulgar izquierdo hacia abajo a lo largo de la varilla. Esto pone más presión sobre el grip, ayudando a empujar el palo lejos del cuerpo y conservando el brazo izquierdo extendido, con lo que conseguiremos hacer el swing del brazo relativamente corto, pero más importante, muy amplio y consiguiendo potencia.

Aquí os muestro una secuencia de quien para muchos (yo entre ellos), consideramos que tiene el swing más rítmico y sólido de los actuales golfistas de primera linea: Ernie Els.

Como consejo, solo os propongo el intentar mantener el brazo izquierdo recto, pero sin confundir dicho concepto con rígido, ya que muchos principiantes caen en este error. Pensemos que no todos los jugadores de golf tienen las mismas capacidades físicas para poder mantener el brazo izquierdo de esta manera en todo el backswing y sin embargo juegan muy bien. Así que recomiendo que intentemos mantener dicho brazo lo más recto que podamos, teniendo en cuenta que no es definitivo a la hora de golpear bien la bola, por lo menos si no eres un verdadero profesional y no tenemos el tiempo suficiente como para practicar lo que teóricamente se necesita, que es bastante.

¿Que es el “Stymie”?


Stymie: Definición Golf . Situación que se da cuando una bola bloquea a la otra en el green. Es decir, cuando existe una bola de otro jugador, que impide el tiro en línea recta entre el jugador y su bola al hoyo.

El “stymie”, era una regla de los inicios del golf que requería del ingenio de los jugadores en los greens, puesto que si la bola del oponente estaba en la línea del hoyo, pero a más de 15 centímetros de la suya, esta no se levantaba, por consiguiente sus opciones de embocar el putt, pasaban por bordear la bola del oponente, o chipear sobre esta para sortearla.

En cambio, si la bola del contrario, estaba a menos de 15 centímetros de su bola, esta si se levantaba y entonces podía jugar con normalidad.

¿Qué pasaba si golpeaba la bola del contrario?
Por un lado, su bola se jugaría donde quedase, como en la actualidad, y el oponente sin embargo podría optar entre reponer, o jugarla desde la nueva ubicación, a elección suya dependiendo de lo que más le conviniese.
Ahora bien, si la bola, una vez golpeada entraba en el hoyo, se consideraba bola embocada.

¿Cuando fue eliminada la norma?
A partir de 1952, se retiraron los stymies de las Reglas de Golf por la USGA. Hoy en día ya no se ven este tipo de situaciones.

El TPI o “Titlest Performance Institute”


Desde hace unos meses, las personas que rodeamos el mundo del golf, hemos ido conociendo y comentando artículos o noticias sobre algo que denominamos TPI. Os doy una breve explicación sobre lo que es y para que sirve y que podais observar que día a día todos los que vivimos del golf debemos estar más preparados para poder dar un mejor servicio y ayuda a nuestros alumnos.

                      

¿Qué es el TPI?

El TPI (Titleist Performance Institute) es un centro de investigación donde se combina lo último en teconología, técnica, instrucción y preparación física para alcanzar el máximo rendimiento fisico – atlético de todos los golfistas.

Desde hace algunos años, se llevan a cabo Seminarios de Certificación tanto en Estados Unidos así como en una variedad de países alrededor del mundo (España entre ellos). El objetivo del programa es educar, promover y certificar a profesionales de golf, instructores, coaches, preparadores físicos, medicos deportivos, y especialistan en biomecánica, entre otros.

Existen varios niveles que se deben ir aprobando para pasar al siguiente. Los seminarios de dos dias de duración, suelen tener una capacidad para un máximo de 100 personas y un precio de 750 € aprox.

Para más información acerca del TPI pueden visitar la página web  http://www.mytpi.com

El Seminario está especialmente dirigido a profesionales de golf, preparadores físicos, médicos deportivos y especialistas en biomecánica. En su programa se incluyen aspectos relacionados con el entrenamiento físico del golf, la biomecánica del swing de golf y el análisis de los fallos más comunes en este tipo de golpe, desarrollo de ejercicios, estrategias de marketing, tecnología en el golf, etc.

Los objetivos a alcanzar tras el Seminario, podrían resumirse en los siguientes:

• Aprender cuales son las limitaciones físicas más comunes que impiden a la mayoría de los golfistas alcanzar su verdadero potencial.
• Entender como diagnosticar e identificar de una manera eficaz cualquier limitación física que esté condicionando el rendimiento de un golfista.
• Diferenciarse del resto de su colectivo profesional gracias a sus conocimientos adquiridos.
• Incrementar su rentabilidad e ingresos anuales.
• Aumentar su credibilidad incorporando el certificado “TPIGolf Fitness Instructor” a su curriculum vitae.
• Saber que ejercicios elegir y recomendar a su alumno o paciente para que supere sus limitaciones físicas.
• Aprender a usar la tecnología Bi y Tri Dimensional para analizar la mecánica del swing y aumentar el rendimiento de los golfistas.
• Ser capaz de incorporar esta práctica y metodología a su forma actual de trabajo.

El programa de dicho Seminario es el siguiente:

• Introducción al entrenamiento físico del golf
• Introducción a la Biomecánica del Swing de Golf
• Los Doce Grandes Fallos en el Swing de Golf
• Introducción al Diagnóstico Físico y Análisis del Cuerpo
• Laboratorio Diagnóstico Físico
• Introducción a la Conexión entre el Cuerpo y el Swing
• La Conexión entre el Cuerpo y el Swing / Desarrollo de ejercicios
• Página Web / Introducción Estrategia de Marketing
• La Conexión entre el Cuerpo y el Swing / Desarrollo de ejercicios
• Tecnología en el Golf
• Marketing

Una vez que concluya el Seminario, el alumno tendrá acceso a un examen online para obtener el certificado de TPI Golf Fitness Instructor de Nivel 1. Este examen consiste en 20 preguntas tipo test basados en la información recibida durante el citado Seminario.
Todos los alumnos tendrán tres oportunidades de aprobar el examen de Nivel 1. Las preguntas son distintas en cada examen, considerándose aprobado una nota de 16 sobre 20 (80%) o mejor. Una vez que el alumno apruebe el examen, será aceptado como un TPI – CGFI.
Esto le permitirá el acceso a la base de datos, en www. mytpi.com, de todos los miembros certificados de TPI en el mundo, así como aparecer en dicho listado ofreciendo sus servicios como tal.

Como conclusión solo añadir que toda preparación que se realice para la mejora de la enseñanza y en beneficio de los alumnos y jugadores de golf, es bienvenida y celebrada por mi parte.

Bola sustituida en el green por pérdida de la misma una vez marcada.


El de hoy es una situación fácil de visualizar y aunque lo considereis inverosmil, se ha dado el caso real del mismo.

SITUACIÓN:

Bola en green y el jugador marca su posición y se la lanza a su caddie para que la limpie. El caddie no puede cogerla “al vuelo” y la bola va a parar al lago que está junto al green. Se intenta recuperar, pero no es posible por la profundidad del mismo. Como la bola está marcada en el green, el jugador pide otra bola igual que la extraviada, la repone y emboca.

PREGUNTA:

¿Debería ser penalizado el jugador por la Regla 15-2?

RESPUESTA:

Si. La Regla 16-1b según la cual se levantó la bola, no permite la sustitución por otra bola. De acuerdo con esto, el jugador incurre en la penalidad de pérdida del hoyo en match play o dos golpes en stroke play. (Anteriormente 15-1/6).

CONCLUSIÓN:

El resumen, debemos entender que para no ser penalizado de una manera u otra, todo hoyo se debe acabar con la misma bola con la que se empieza. Podemos sustituir una bola si demostramos que está dañada o rota, pero que esté marcada en el green no implica que se pueda cambiar.

Comparación entre maderas de calle, hierros largos e híbridos.


Los palos de golf denominados híbridos, han tenido un profundo impacto en nuestros campos desde que hicieron su aparición a finales de 1990. Su éxito viene avalado por su versatilidad en innumerables situaciones donde los podemos utilizar en todo un recorrido de 18 hoyos. Muchos jugadores encuentran que es más fácil conseguir un golpe limpio a partir de un híbrido de lo que es de un hierro largo o una madera de calle.

Pros y Contras de los Híbridos: 

1. Distancias Largas: Los híbridos han sustituido a las maderas de calle y a los hierros largos, en el uso de golpes desde distancias superiores a los 150 metros del hoyo. Aunque los híbridos son más cortos que las maderas de calle y los hierros, estos pueden cubrir distancias entre los 160 a más de 200 metros, dependiendo del swing de cada jugador.

2. Desde el rough: Con los híbridos lograremos una mayor distancia desde el rough que con los hierros largos o maderas de calle, debido a su forma de cabeza única. Las maderas de calle son mejores cuando se utiliza con un movimiento de barrido a lo largo de la hierba, por lo que se convierten en inviable e injugable desde el rough. Los hierros son capaces de producir una chuleta para un mejor tiro desde el rough, pero al ser la cara del palo más grande, esto creara resistencia con la hierba y ralentizará la velocidad de su swing. Los híbridos tienen la cabeza de una madera de calle, pero el ángulo de loft de un hierro, para que puedan lanzar una bola desde el rough fácilmente y alcanzar mayor distancia.

3. Velocidad de Swing: Partiendo de la base de que la velocidad de swing afectará en la distancia de vuelo de la bola, un jugador de hcp medio con una velocidad de swing moderado puede esperar ganar de 5 a 10 metros con su swing simplemente al cambiar y jugar con híbridos. Si eres un jugador con una velocidad de swing rápido, estos metros pueden ser menores o inexistentes.

4. Menor distancia en la calle: Donde perderemos distancia respecto a una madera de calle, será cuando utilicemos un híbrido para un golpe con trayectoria baja y queriendo que ruede por la calle. Esto es debido al diseño de la cabeza en los híbridos, que suelen impactar en la parte baja de la bola creando más backspin, haciendo que la bola “caiga muerta”. Dicho efecto puede ser útil cuando se utilizan híbridos para detener un golpe en o cerca del green.

Personalmente, recomiendo la utilización de híbridos por su facilidad de uso y como palo intermedio para llegar a la madera 3 y driver. En la calle es inigualable para conseguir un impacto limpio, directo y de vuelo fácil.

Las consideradas diez “mejores” varillas.


Es obvio que cualquier jugador de golf, independientemente de la capacidad o handicap que tenga, quiere encontrar la varilla que mejor se adecua a su juego, es decir, a su swing.
  
Ayudándome de los estudios realizados en EE.UU., os dejo la lista de las varillas mejor valoradas y más apreciadas entre los profesionales y jugadores.
  
Diamana 83 Whiteboard

Varilla de Mitsubishi. La Diamana 83 Whiteboard es la mejor valora de todas. Dicha varilla obtuvo una alta calificación en el PGA Tour por su diseño innovador y su estabilidad durante el impacto.

Mitsubishi Fubuki

Mitsubishi también ha desarrollado la línea de varillas Fubuki para los golfistas que buscan distancia adicional y mejores condiciones de lanzamiento. Esta varilla tuvo gran aceptación con la popular línea del driver i-Mix de Callaway, incrementando el reconocimiento de marca y probado su gran rendimiento entre los mejores golfistas amateurs y profesionales.

Project X Iron

Según los datos ofrecidos por el PGA Tour, la varilla Project X es la preferida por los mejores jugadores de todo el mundo. Dicha varilla está realizada en acero muy consistente, que permite que los jugadores tengan más control y precisión en sus golpes.

Project X Flighted

También hay una versión de Project X Flighted (volador) que permite a los hierros largos un vuelo más alto, y manteniendo una excelente sensación en los hierros cortos sin necesidad de tener que modificar el swing. Project X ha empezado a montar estas varillas de grafito a sus maderas, haciendose populares en los circuitos profesionales.

Fujikura Speeder
  
Fujikura Speeder es el modelo de varilla insignia de la compañía, y fue nombrado la mejor varilla de golf y más vendida de 2009. Se considera uno de los pilares en la parte superior de las listas de venta, debido a su aspecto sólido y “feeling” que produce, debido a su composición de grafito de primerísima calidad y gran estabilidad.
  
Quandra expreso

Otro modelo buque insignia, Quandra es poco conocido en los Estados Unidos, pero fue el más vendido en Asia. La varilla está confeccionada con fibras de carbono entrelazado, lo que implica una elasticidad y tensión diferente al grafito. La novedad del material entrelazado es lo que hizo que despuntasen las ventas.

True Temper S300

True Temper ha impuesto como la varilla más jugada en general en todo el mundo, son un elemento básico en bolsas de cualquier amateur de cualquier nivele, desde principiante a intermedio. True Temper tiene varios modelos diferentes de flexión para los golfistas de diferentes velocidades de swing. La S300 es una línea estándar para los jugadores varones o damas que tengan un swing rápido.

True Temper X100

La línea X100 la montan los mejores jugadores debido a su varilla extra stiff. Los golfistas con velocidades de swing muy altos, incluyendo los golfistas profesionales, elijen estas para conseguir un mayor vuelo de la bola y conducción de la misma. Esta la encontraremos muy a menudo en el PGA Tour, así como en cualquier bolsa de miles de amateurs en todo el mundo.

Aldila Habanero

Aldila redondea la lista con dos de sus modelos. Estas son consideradas dos de las mejores por su jugabilidad y facilidad de manejo, según Golf Magazine. Los golfistas que buscan unos drivers con golpes largos y profundos, se han inclinado hacia la varilla Habanero.

Aldila Wasabi
  
La Wasabi Aldila es una varilla creada para lograr una mayor distancia y velocidad de la cabeza del palo. Comparable a la Fubuki Mitsibushi, estas dos luchan por repartirse los primeros puestos en las listas de los más vendidos.
  
Espero que os haya servido, o por lo menos entretenido. Pero recordar que la “flecha” no hace mejor al “indio”, aunque con buenas “flechas ” es más fácil “cazar” birdies y eagles.

Las tres partes del SWING: Backswing, Downswing y Follow-through.


Llamamos swing al movimiento completo que hacemos con nuestro cuerpo, brazos y manos, del palo de golf a través de la bola para conseguir lanzar esta a un objetivo concreto.

Si nos fijamos, hablamos de que el palo pasa “a través de la bola”, no que golpea la bola. Esto en definitiva quiere decir que el swing es un movimiento completo, que como ya veremos tiene un principio y un final, y que como también veremos es un movimiento continuo, sin aceleraciones ni frenazos bruscos; y que en medio de todo esto y casi por casualidad, se encuentra una bola en mitad del camino.

El swing lo podemos dividir en varias partes: nos colocamos en el stance (takeaway) y comenzamos con la subida del palo o backswing; el inicio de la bajada hasta su contacto con la bola o downswing con una aceleración de  manos, brazos y cadera; y el resto del movimiento hasta el final (finish) o follow-through.

1.- EL BACKSWING.

Cuando ya hemos conseguido un buen stance llega el momento de iniciar el movimiento del palo.

Es importante señalar que en este momento previo al movimiento, no permitamos que la tensión se apodere de nuestros músculos. Hay que sentir cierta relajación en todo nuestro cuerpo, sobre todo empezando por nuestras manos. Un exceso de presión de nuestras manos en el grip, transmitirá esa tensión automáticamente a nuestros brazos, hombros y resto de nuestro cuerpo.

En el backswing podríamos decir que coexisten dos movimientos: uno más horizontal que lo realizaríamos con el giro de nuestro cuerpo; y otro más vertical que lo lograríamos con la subida de nuestros brazos.

Vamos a explicar ahora como realizamos más detalladamente este movimiento:

– Primero, las manos, brazos y hombros se alejan de la bola, manteniendo todo una unidad, hasta aproximadamente la altura de las caderas. Si nos fijamos, vemos como en esta fase la cara del palo se desplaza casi a ras de suelo, describiendo una trayectoria ligeramente hacia dentro de la línea del objetivo.

– A partir de este punto nuestras caderas y hombros seguirán girando, nuestros brazos subirán verticalmente, y nuestras muñecas comenzarán a quebrarse.

– Al final del backswing nuestros hombros habrán girado 90º y nuestras caderas aproximadamente la mitad.

– También al final, nuestro brazo izquierdo se encontrará confortablemente estirado, mientras que el derecho estará ligeramente doblado.

– Nuestras muñecas, también en ese punto, se habrán quebrado hasta el punto que la varilla del palo y nuestro brazo izquierdo formen un ángulo de 90º.

– Con todo esto, la varilla del palo se encontrará paralela al suelo.

Un aspecto fundamental en todo este proceso, es que la estabilidad y equilibrio del cuerpo hay que mantenerlos en todo momento. Para ello, mantener la cabeza fija en su posición, sin levantar la vista de la bola en ningún momento, ayudará a conseguirlo, o en su defecto a darnos cuenta más fácilmente de que ha habido algún cambio en altura o desplazamiento de nuestro cuerpo y así poder corregirlo en el swing posterior.

2.- EL DOWNSWING.

El downswing es el movimiento de inicio de la bajada del palo hasta llegar a la altura de bola.

Como resumen, podemos decir que este movimiento es el inverso del backswing. Es decir, nuestros brazos bajarán, nuestro cuerpo girará en sentido contrario y nuestras muñecas se desquebrarán, de tal forma que en el momento de pasar el palo a la altura de la bola, nuestro cuerpo estará en una posición similar al del inicio del backswing.

El inicio de este movimiento lo realizarán los brazos bajando, y respondiendo el resto del cuerpo como reacción de este gesto inicial.

Igualmente como en el backswing, nuestra cabeza seguirá inmóvil, para mantener la misma estabilidad y equilibrio, evitando los desplazamientos laterales y verticales de nuestro cuerpo.

3.- EL FOLLOW-THROUGH.

Como hemos dicho al principio el swing no termina cuando la cara del palo toma contacto con la bola, sino que este movimiento continúa; esto es el follow-through o forward-swing.

Una vez que la cabeza del palo ha pasado a la altura de la bola, nuestros brazos seguirán hacia delante

En un primer tramo del forward-swing, nuestras manos siempre estarán por delante de la cara del palo, manteniendo nuestras muñecas firmes.

Nuestro cuerpo sigue girando hasta terminar alineándose hacia el objetivo.

En esta posición, el peso de nuestro cuerpo reposará sobre nuestra pierna izquierda, mientras la rodilla de pierna derecha se mueve hacia la izquierda y la puntera del pie derecho se levanta.

Al final, las manos terminan a la altura de la cabeza o ligeramente detrás de esta.

Con todo esto habremos acabado el swing en su totalidad, y podremos decir que hemos realizado un buen “finish”.

¿Por qué se “pinchan” los greens?


Es un día ideal, soleado y acabamos de llegar al green del hoyo uno. Estamos disfrutando y vamos a patear para birdie. De repente, los vemos, esos pequeños agujeros en el green. Arrggh! Acaban de “pinchar” los greens, y esto hará que se arruine nuestra vuelta, ¿no?

Bueno, quizás no. Os comento que un tal Tom Watson (leyenda viva del golf), en un torneo de la PGA disputado en el Kansas City Country Club consiguió realizar 58 golpes, dos días después de haberse “pinchado” los greens de dicho campo.

Debemos considerar que la aireación o “pinchado” no es más que una breve interrupción de unos greens en perfectas condiciones de juego a corto plazo, que nos dará beneficios en los greens a largo plazo. Cuando los vuelvas a ver, recuerda que sin esos pequeños agujeros, los greens con el tiempo morirían.

El mantenimiento preventivo es una parte integral del éxito de la gestión y mantenimiento de un campo de golf. Los jugadores vemos el “pinchado” como un inconveniente que nos hace mantener los greens “fuera de juego” por un día, dejando agujeros y arena en el green,  que hará que nuestro juego no sea perfecto hasta pasado unos días. Para colmo, el pinchado se suele realizar en la época del año en la que los greens mejor aspecto tienen y que coincide con nuestros dias de vacaciones.

Sin embargo, todo jugador de golf necesita comprender cómo una aireación del green es necesaria para conseguir un césped sano.

Con la aireación, se logran los objetivos importantes de aliviar la compactación del suelo, proporciona una mejor mezcla de suelo alrededor de la parte más alta de las raíces de un color verde y que reduce o impide la acumulación de la paja sobrante.

Como tantas cosas, la calidad de un buen green va más allá de lo que vemos. De hecho, la condición de un green tiene mucho que ver con lo que pasa por debajo que de la superficie. Para que el césped crezca, debe tener raíces profundas y saludables. Buenas raíces demanda de oxígeno. En buena tierra, que reciben el oxígeno de pequeños bolsillos de aire atrapadas entre el suelo y las partículas de arena.

Con el tiempo, el tráfico de los pies de jugadores de golf  y el paso diario de las máquinas de mantenimiento, tiende a compactar el suelo del green. Cuando el suelo se compacta, las bolsas de aire en el que las raíces dependen son aplastadas y las raíces se quedan sin oxígeno, por lo que se vuelven más débiles y, finalmente, se marchitan y mueren.

La aireación es un proceso mecánico que crea más espacio de aire en el suelo y favorece el enraizamiento profundo, ayudando así a la hierba a mantenerse saludable. En la mayoría de los casos, se hace mediante la eliminación de un par de centímetros desde el suelo compactado, lo que permite una inyección de aire y agua que producirá un relanzamiento del crecimiento. Los espacios se llenan con arena “recebo”, que ayuda a que el suelo retenga el espacio aéreo y hace más fácil para que las raíces crezcan hacia abajo.

Finalmente, cada vez mayor de césped se añade a una capa de materia orgánica en la superficie. Esta capa, llamada paja, es una acumulación de muertos los tallos, hojas y raíces. Con poca materia orgánica se convierte en un color verde resistente, pero demasiada invita a que se ocasionen enfermedades e insectos.

Otras técnicas de aireación utilizar máquinas con “dientes”, o cuchillos que sólo asoman los agujeros a través del perfil del suelo. Una nueva técnica utiliza incluso ultra alta presión de agua que se inyecta a través del perfil del suelo para crear pequeños agujeros que alivian un poco la compactación, pero se sanan rápidamente.

La conclusión es que la aireación es una práctica necesaria. Pero antes de que os maldicen el superintendente de arruinar su día, sólo piensa en Tom Watson.

Alinearse bien cogiendo un punto de referencia intermedio.


No hay nada más frustrante para cualquier jugador, que un buen golpe termine dentro de un bunker o en el agua debido a una mala alineación por nuestra parte. Si escogemos un objetivo intermedio, la alineación mejorará, e incluso ésto nos ayudará a determinar alguna posible deficiencia en nuestro swing.

Si alguna vez te has preguntado el ¿por que los profesionales antes de dar un golpe se sitúan detrás de la bola, mirando hacia el objetivo?, la contestación es obvia: están buscando un objetivo intermedio para alinearse a él. Un objetivo intermedio es algo que a unos cuantos centímetros por delante o detrás de la bola, nos facilita nuestra alineación (básicamente de los pies) para poder golpear la bola y alcanzar nuestro objetivo final (calle o green).

Este objetivo intermedio puede ser un tee roto, una chuleta, una hoja, una brizna de césped descolorido, o cualquier otra cosa que podamos ver. Tengamos en cuenta que de acuerdo a las Reglas de Golf, las ayudas para la alineación no están permitidas, por lo que tu referencia intermedia tiene que ser algo que ya está presente en el campo. No puede ser cualquier cosa artificial o natural colocada por el jugador.

En forma resumida estos son los pasos a seguir para una correcta alineación:

  • Antes de jugar tu siguiente golpe, colócate de pie detrás de la pelota y elije un objetivo intermedio.
  • Elije un objetivo intermedio cercano delante o detrás de la bola, que se encuentra en entre ella y el objetivo.
  • En el stance, alinea la cara del palo y el cuerpo en línea con este objetivo intermedio.
  • Es mucho más fácil el alinear nuestro palo y cuerpo a algo que está a unos centímetros de distancia de la bola que algo que está a cientos de metros de ella.

Practiquemos esto en el campo de prácticas e incorporémoslo a nuestra rutina de  pre-golpe, y veremos los resultados inmediatos. Esta una forma fácil, rápida y sin coste alguno para mejorar nuestros resultados en el campo.

El peor golfista del mundo también existe.


Os pongo en antecedentes y situación del hecho:
Año 1985, torneo Golf Digest en el que se disputaba el título de “Peor Jugador Americano de Golf” en el impecable, famoso y temido hoyo 17 del Stadium Course del TPC de Sawgrass. Con tan solo 145 yardas (unos 130 metros) este hoyo pone en aprietos a todos los golfistas, bien sea por el viento, por lo complicado de su green o porque si te estás jugando algo el último día, llegas al 17 con los nervios a flor de piel. Como curiosidades de este hoyo podemos decir que se tiran unas 150.000 bolas al agua durante un año, lo que sale a una media de unas tres bolas por jugador, ya que se estima que se juegan unas 45.000 vueltas al año.
El jugador amateur Angelo Spagnolo , un tendero de Pennsylvania de 31 años de edad, conectó 27 bolas al agua desde el tee de salida y la zona de dropaje. Tras quedarse con una única bola en la mano, le aconsejaron que sacara el putt de la bolsa y fuera pateando por el camino qu rodea el lago hasta llegar al green. Haciendo caso y tras tripatear (lo que mejor hizo), consiguió un meritorio 66 golpes en dicho hoyo.
Por supuesto que logró llevarse el torneo con la no menos despreciabla cantidad de 257 golpes para una vuelta de 18 hoyos.
 
“Déjenme decirles algo acerca de Angelo Spagnolo “, escribió el columnista americano Peter Andrews. “Durante la pública humillación que duro 40 minutos, éste permaneció impasible y sin derramar una lágrima en público. En ningún momento se le oyó blasfemar. Dio un 66 sin una maldición. Angelo Spagnolo debe tener todas las cualidades para ser un santo cristiano o el hombre de vocubalario mas limitado que haya jugado a golf”. 
 
Ahora, con 55 años, tras abandonr las tiendas de comestibles y administrar una empresa de comida de canes en Fayette City, Pensilvania, Angelo recuerda con cariño el día de actos; “Cientos de personas me dijeron que yo les daba esperanza “, dice . “No me hizo sentir mejor sobre la forma en la que jugué , pero les hice mejores jugadores solo por haberme visto y compararse conmigo. Y pensé que eso era bueno para el golf. “
 
Esta es la fotografía en la que descubrireis a este “gran jugador” en la que nos muestra una alegría contenida tras la heroica proeza. Debió ser, sin duda, un espectáculo increible porque la cara de inteligente y de felicidad ya la descubrimos solo verlo.

¿Cual es el origen del “mulligan”?.


No todo lo que está socialmente aceptado es legal. Este principio vale para el golf. El mulligan, la posibilidad de repetir el primer golpe de salida en el tee del hoyo 1, está relativamente extendido en las partidas entre amigos siempre que no haya apuestas ni torneos de por medio. Hasta tal punto que muchos jugadores aficionados creen equivocadamente que está contemplado en las Reglas de Golf. Y no, el mulligan está prohibido por razones obvias, pero es un buen momento para indagar en su origen.

Os presento las teorias o leyendas en las que debemos buscar el origen de dicho “acto golfistico”:

1. La primera de las teorías, y la que defiende la USGA, data de los años 20. David Mulligan, jugador aficionado y antiguo director del Waldorf Astoria neoyorquino, erró estrepitosamente su golpe de salida durante un torneo en Montreal y repitió la salida como “un golpe de corrección”.

2. La segunda versión es posterior, de los años 30, y el protagonista era el empleado de un club de Nueva Jersey, John A. Mulligan, tristemente conocido en su club por repetir los golpes cuando le salían mal.

3. El escritor y humorista Henry Beard daba con la historia más bizarra. Según Beard, un aristócrata inglés, Thomas Mulligan, tenía la teoría de que los golpes de una partida deben contarse sólo a partir de “un golpe satisfactorio en el tee del hoyo 1”, por lo que todos los impactos anteriores no debían ser apuntados.

4. Y como cuarta teoría, debo añadir la que llegó a mis oidos hace unos años. Cuatro amigos escoceses que jugaban cada semana la misma partida, hasta que llegó un día en el que el fallecimiento de uno de ellos conllevó a que en el inicio de cada partida posterior, relizaran el primer golpe en el tee den 1 en memoria del amigo fallecido: Mulligan.

Historias hay para todos los gustos, pero conclusión, sólo una. El mulligan es recurrente, divertido y hasta perdonable, pero está prohibido por las Reglas de Golf.

Ranking de los mejores músicos golfistas.


Según el último ranking publicado por la revista Golf Digest, el saxofonista Kenny G es el mejor golfista entre los músicos, imponiendose entre otros al bateria del grupo “No Doubt”, Adrian Young, y a las estrellas del country Vince Gill, Steve Azar y Marty Roe, completando el quinteto de cabeza. También encontramos a Alice Cooper (11º), Justin Timberlake (15º), Bob Dylan (63º), Snoop Dogg (44º),  Brandford Marsalis (29º), Englebert Humperdinck ( 23), Céline Dion (62º), Nick Lachey (95º) y Pink (100º). El ránking se basa en ‘handicaps’, algunos de ellos oficiales. Pero a pesar de encabezar la lista, Kenny G dice que debe mejorar mucho. “Con el saxo, aprendí tan bien la técnica que siento que es parte de mi cuerpo y me sirve para expresarme”, explicó. “Eso es lo que quiero lograr con el golf”. El cantante country Vince Gill dijo que “los músicos y los golfistas se entienden entre sí”. “Sabemos lo que hace falta para conseguir una buena actuación y que tenemos que pasar mucho tiempo solos”. El rockero Alice Cooper, dijo que jugar al golf lo ayudó a recuperarse de las drogas. “El golf es el ‘crack’ de los deportes. Una vez que lo tomas seriamente, te encanta. Sin ninguna duda salvó mi vida”, dijo a la revista.

A modo de clasificación por handicaps, hago una escueta descripción de los más representativos a modo de curiosidad: el ya comentado Alice Cooper posee un hp. de 3.0, el bateria de “Yes” Alan White de 5.6, el músico golfista más de moda Justin Timberlake con 6.0, el guitarrista de “The Doors” Robbie Kriegerr posee un hp. de 6.8 y el archi conocido músico de country Willie Nelson con 16.0.

Ya sabeis, si conoceis algún dato más, y especialmente de músicos nacionales y su relaión con el golf, no dudeis es comentrlo y ampliar el artículo.

Gracias y espero nuevas noticias.

¿Por qué fallamos los putts cortos?


Os cuento una anécdota para “romper el hielo”. Hace años, jugador totalmente desconocido, último día de torneo de un PGA, última partida en el green del 18, putt de 30 cm. para ganar el torneo, lo estudia, se coloca y…¡no toca ni el hoyo!. Hoyo de desempate y pierde con un bogey. Nunca más se supo de dicho jugador, hasta que años mas tarde (eso lo vi yo el televisión), le hacen una entrevista y le preguntan que si ya se había olvidado de dicho golpe. Él mira fijamente a la periodista y le contesta: “ya lo tengo casi totalmente superado; hoy solo me he acordado de ello durante 20 minutos”.

No deja de ser una anécdota, pero real como la vida misma. ¿Cuantas veces hemos estado practicando con el driver durante x tiempo y no hemos pasado ni por el putting green para un par de putts?.

Lo normal es que nos sea más fácil embocar un putt corto que un putt largo. Sin embargo, para algunos jugadores hay una distancia maldita alrededor del metro donde los putts se niegan a entrar, normalmente con un giro en el último momento. Parece como si algo los apartará justo cuando fueran a entrar.

La explicación es sencilla y tiene que ver con la velocidad a la que se mueve la bola. Es bastante intuitivo entender que cuanto más rápido se mueve la bola más difícil es que cambie de dirección. De hecho es lo que todos observamos el los putts largos, que al principio van muy rectos y a medida que la bola se ralentiza, tanto más se desvía.

Imaginemos, por ejemplo, una línea de putt con caída a la derecha. Existe una fuerza que causa una aceleración de la bola hacia la derecha. Se trata de una aceleración constante que hace que la bola se desplace a la derecha en mayor medida cuanto mayor sea el tiempo transcurrido. Y cuando menos velocidad tiene una bola, más tiempo tiene la bola para desplazarse hacia la derecha. Y eso es lo que le pasa a algunos putts muy cortos.

El problema ocurre cuando coinciden dos circunstancias:

  • que la bola sea golpeada suavemente, acariciada, con la fuerza justa como para llegar al hoyo
  • que haya alguna fuerza que actúe sobre la bola como para desviarla de su trayectoria; principalmente una caída acusada o algún elemento que desvíe a la bola cuando circula que baja velocidadputtmasfuerte

Es decir, la obsesión por conseguir que la bola no quede en ningún caso más lejos que donde se encuentra, ocasiona que se golpee aplicando una fuerza muy pequeña. Tan pequeña que es comparable en magnitud al resto de fuerzas.

La solución, aunque pueda parecer anti-intuitiva, pasa por conseguir que la bola ruede con más velocidad para que se vea menos afectada. Es decir, hay que golpear a la bola mas fuerte.

Conclusión: para los putts de entre medio metro y un metro lo mejor es golpear la bola como si quisiéramos que se parará medio metro después del hoyo. Si fallamos nos quedará igualmente un golpe fácil, y aumentaremos notablemente la probabilidad de embocar a la primera. Recordar que la bola siempre debemos hacerla pasar por la parte alta del hoyo (se quedará mas cerca si se pasa), que por la parte baja del mismo (putt del amateur).

Para que esteis tranquilos y no penséis que todo es culpa nuestra, os comento que yo he cogido una caja de tres bolas nuevas de la tienda de la casa club, una especie de tobogán de madera (sirve para calcular la velocidad de los greens) que lo he colocado a 50 cm. del hoyo en el putting green, he ido dejando caer las tres bolas una tras otra por el tobogán y cada una ha hecho un recorrido diferente, ¿por qué?.

El golf si es salud.


Tengo muy en cuenta que no todos los que estáis leyendo o interesados en este blog (gracias por ello), tenéis conocimientos de golf, porque todo lo que se publica lo hago bajo el prisma de poder llegar a todo tipo de lector, golfista o no.  

¿Cuanta gente piensa sin conocerlo, que el golf no es deporte, sino mas bien un entretenimiento o un hobby?, ¿qué no hace falta ninguna condición física para practicarlo?.

Primeros tópicos que desmentimos, puesto que siendo un deporte que se puede practicar en cualquier época del año, en cualquier lugar del mundo y sin ningún límite de edad, debes de tener una buena condición física para su práctica, y quizás lo más importante, para evitar futuras lesiones.

Todo el mundo estará de acuerdo que para que sea un auténtico deporte, éste lo deberemos realizar caminando. Una vuelta de 18 hoyos tiene una longitud aproximada de 7 kilómetros en linea recta (posiblemente cuanto menos nivel tienes mas caminas, porque vas menos recto y más de lado a lado). Esta cifra ya nos indica que en 4 horas estamos caminando más que cualquier persona en una semana. Este recorrido efectuado al aire libre, en contacto con la  naturaleza y sin presión alguna (es un decir), nos proporciona un desgaste de alrededor de 340 calorías por hora, con lo que podremos bajar de peso, fortalecer las articulaciones y huesos además de ir consiguiendo el desarrollo de la musculatura, se mejora el estado anímico por el entorno y sociabilidad del juego, así como la consecución de un cansancio pasivo que nos ayudará a conciliar mejor el sueño y el descanso postrecorrido.

Una de las razones más importantes de la recomendación de dicho deporte es por motivo de la edad. ¿Cuantas veces vemos en un campo de golf infinidad de personas de edad avanzada que están practicando o jugando en él?. No os extrañe puesto que como es normal, la edad nos hace menos ágil, pero mas preciso en nuestros golpes. Recordar que lo importante no es pegarle fuerte a la bola, sino, que vaya donde queramos. Y eso lo hace la experiencia y nunca la fuerza. Todo experimentado jugador tiene una flexibilidad adquirida mediante la práctica que un no iniciado carece. En un golpe se activa  la flexibilidad de todo el cuerpo, no solo de brazos y manos.

Pero más allá de sufrir una derrota a manos de un joven jugador, lo verdaderamente importante es prevenir posibles lesiones o molestias, como la lumbalgia (dolor ocasionado por lesión en la columna vertebral, que al dañarse oprime al nervio ciático), que incapacitaría a la persona no sólo para jugar sino también a  desarrollar sus actividades habituales.

Por todo ello, los aficionados al golf deberán practicar una sesión de calentamiento físico y sobre todo de estiramientos minutos antes de saltar al campo.

A pesar de lo anterior, y aunque es innegable la necesidad de poseer buen estado de salud para practicar el golf, os digo que este deporte es 90% mental y psicológico (estratégico), y solo el 10% restante corresponde a la técnica y físico. Por ello, es una magnífica forma de liberar tensiones y mejorar algunos aspectos de su vida personal, al ejercitar la concentración y aprender a dominar el estrés, así como al cultivar respeto y tolerancia hacia los demás, pues este deporte promueve la caballerosidad, ética y educación entre los participantes.

Por este motivo aprovecho la ocasión para invitaros a todos a que conozcáis éste deporte, aunque el motivo por el que os queráis iniciar sea de lo más diverso posible.

¡¡Animo!! y tener en cuenta que es el único deporte que la bola os espera y nunca deberéis correr tras ella. Eso es para animar a los más vagos.

Bola encima de una persona.


Nos encontramos hoy, con un caso curioso y poco probable pero que ocurrió hace unos meses en el Quail Follow Championship de la PGA, cuando se jugaba la tercera ronda el sábado, y cuando llego el turno de Jason Dufner de salir en el hoyo uno, donde pegó un “ganchazo” desde el tee de salida, mandando la bola a la multitud que observaba, golpeó a una persona para finalmente caer sobre las piernas de Miranda Cooper de 18 años que sentada en una silla plegable vio como la bola quedo exactamente entre sus piernas.

Para cuando el juez del campo Tony Wallin y Dufner llegaron al lugar, los fans al rededor de Cooper ya se habían hecho a un lado, mientras Miranda se cubría el rostro llena de vergüenza. La regla dice con claridad que la bola se debe de jugar como queda, pero en este caso era imposible, por lo que el juez decidió poner una marca debajo de la silla, permitiendo a Miranda Cooper el levantarse y dejando a Dufner hacer un “drop” sin castigo sobre la marca. El resultado un solido tiro que lo llevo al green,  hacer un “tri-putt” y arrancar con bogey su participación de ese día.

TWITTER: la incursión de “elgolfista”.


Bloger@s  amig@s:

Hoy empieza una nueva etapa por mi parte (y por la vuestra, indirectamente), en la que nos “movemos” por una nueva vía para darnos a conocer en una gran red social: TWITTER.

Como con el tiempo he ido aprendiendo a escuchar y a hacer caso de esas personas que saben más que yo, hemos decidido mi querido amigo @CEscolano y yo a realizar una serie de “experimentos” y pruebas en el mundo del golf para poderlas dar a conocer a todo aquel que quiera, a través de varias redes sociales.

Adelanto que una de las primeras aventuras va a ser la de coger (en Argentina; agarrar) a una persona neófita y con un desconocimiento total del mundo del golf pero con interés en aprender, y demostrar mediante videos que iremos grabando en el campo de prácticas, de TODAS las clases en las que yo le voy a ir dando a este futuro “crack del golf”. El objetivo que pretendo conseguir es el demostrar la diferencia que nos encontraremos en la metodología y el interés que le voy a dar (jamás económico), con las que varios o muchos de vosotros habéis vivido o estáis viviendo en primera persona.

Espero que sea una noticia, cuanto menos curiosa y divertida, que os hará descubrir a unos y comparar a otros, lo que siempre he querido demostrar: aptitudes aparte, DISFRUTAR Y APRENDER A JUGAR A GOLF SE PUEDE HACER CON MAS AGILIDAD Y MENOS COSTOSO QUE LO QUE NUESTROS ACTUALES PROFESORES QUIEREN HACERLO.  Es a ello a lo que me comprometo y la finalidad a la que vamos a llegar.

No os olvidéis que la información es bidireccional, quiero decir, que también me tenéis en TWITTER (@elgolfistablog) para cualquier comentario (¡críticas mejor!) que desees efectuar, así como consultas, preguntas o cualquier artículo que penseis publicar o contar.

Saludos y os espero a todos/as.

¿De donde proviene la palabra “bogey”?


Recordemos que hacemos un “bogey” cuando embocamos la bola con un golpe más del par del hoyo. Por ejemplo cuando hacemos un par 5 en 6 golpes.

En el libro The Greatest Game Ever Played de Mark Frost se narra la curiosa historia del término boguey  que no siempre fue una palabra negativa en el golf.

Durante el siglo XVIII y los primeros años del XIX, el sistema de puntuación por hoyos (match-play) era el único que se utilizaba. El juego por golpes (o medal-play) empezó a popularizarse en St. Andrews en la década de 1840, durante la era de Alan Robertson, y su aparición hizo que fuera necesario desarrollar un sistema de hándicap, una manera de equilibrar a los jugadores de distinto nivel. Los primeros métodos repartían a los jugadores de cada club en seis grupos distintos según su habilidad. Cuando competían dos jugadores de diferentes grupos, se otorgaba una cantidad fija de golpes al competidor menos hábil y estos golpes se repartían a lo largo de la vuelta. De este modo se mantenía la paz en el club, pero la popularización del golf trajo consigo la celebración de campeonatos interclubes, y la disparidad de niveles de juego en los diferentes clubes hacía que fuera imposible establecer un sistema de hándicap justo entre sus socios. Había que instaurar un sistema para calcular un resultado “de referencia” en diferentes campos hasta que se aprobase un sistema de hándicap equitativo y estandarizado que regulase el deporte a nivel nacional. La introducción del bogey, por cortesía del Coventry Club de Inglaterra, fue la respuesta.

En 1890 Coventry organizó un torneo en el que cada jugador disputaba un partido, beneficiándose del hándicap del grupo al que pertenecía dicho jugador, contra un rival imaginario que obtenía automáticamente lo que se consideraba que era una vuelta sin errores, un resultado al que llamaron scratch. Este formato enseguida se puso de moda y se extendió por otros clubes ingleses. En ese mismo año, en una conocidísima canción de un musical se repetía sin cesar el estribillo “Hush! Hush! Hush! Here comes the bogey man!” (¡Calla! ¡Calla! ¡Calla! ¡Que viene el hombre del saco!). El secretario del club de Yarmouth, uno de los clubes que empleaban el nuevo sistema de hándicap, empezó en broma a referirse al rival imaginario de su torneo como el bogey man. La idea arraigó en Yarmouth y, en poco tiempo, los jugadores de todo el país empezaron a llamar bogey al nivel scratch de su club. A continuación, un club de Gosport llevó la broma un poco más allá y aceptó a un hipotético Mr. Bogey en su club como miembro honorario. Como Gosport contaba con un gran número de oficiales en sus filas, se acostumbraba a otorgar a cada civil recién incorporado un empleo militar honorario. Su secretario decidió que un “jugador” tan hábil y competente como “Mr. Bogey” no se merecía nada menos que el empleo de coronel. Esta bobada caló en los clubes ingleses y, en apenas unos años, la figura imaginaria del coronel Bogey saltó del campo de golf a la mitología cultural británica como ejemplo idiosincrático de la disciplina y el valor de las fuerzas armadas inglesas en el siglo siguiente. Seguramente recuerden la pegadiza cancioncilla que silbaban los prisioneros de guerra ingleses en El puente sobre el río Kwai. Pues no se trata de una canción compuesta para la película, sino de un antiguo tema militar llamado La marcha del coronel Bogey.

¿Y cómo es posible que el bogey, nacido como estándar de excelencia, haya terminado representando el molesto y persistente fracaso en el campo de golf? Cuando se establecieron los criterios de juego en los campos británicos, el bogey representaba el resultado que se esperaba que los mejores jugadores de cada club obtuvieran en cada hoyo. A medida que el material, el nivel de juego y el mantenimiento del campo fueron mejorando durante el boom de la década de 1890, los resultados fueron bajando y los sistemas de valoración de los campos se fueron quedando anticuados. Como consecuencia de ello, a principios del siglo XX casi todos los campos británicos contaban con un puñado de hoyos en los que el bogey estaba un golpe por encima del nuevo nivel estándar que servía para identificar un resultado sin errores. En ese momento, tras la primera gira de Vardon, la afición al golf en EE. UU. se disparó y se adoptaron rápidamente todas las costumbres británicas… salvo ésta, que inexplicablemente se perdió en la travesía del Atlántico. En 1920, el “par” había sustituido al bogey en Estados Unidos como el resultado que había que obtener en un hoyo de golf.”

La FGCV crea el primer “Centro de Última Tecnología en Golf” en la ESCUELA DE GOLF ELCHE (Alicante).


Una vez más, y en pro de todos los profesionales, federados y jugadores tanto nacionales como extranjeros, la Federación de Golf de la Comunidad Valenciana, apuesta por aportar todos los recursos que están en su mano para acercar y facilitar las últimas novedades, tanto en tecnología como en la profesionalidad en la instrucción y preparación para cada uno de los jugadores de golf que quieran apoyarse en los nuevos equipos tecnológicos para conocimiento y mejora de su swing, así como de su equipo de golf (driver, maderas, hierros, wedges y putt).

foto campo

En la línea de mantener una federación de golf como la nuestra al máximo nivel, la FGCV ha adquirido un aparato de radar para el análisis de los parámetros del swing, el Flightscope. Que acompañado de el programa informático GASP Systems (Golf Swing Analisys Software), con cuatro cámaras y cuatro pantallas de televisión, hacen de dicho recinto el único y más novedoso de toda la costa levantina.

El sistema ofrece al momento medidas de la velocidad del palo y de la bola, distancia del golpe hasta la caída (carry), distancia total (con la rodadura), medida de ángulos del swing y de la cara del palo, spin de la bola, etc.  

Es un sistema tecnológico por radar que nos permite obtener datos de lo que ocurre entre la cara del palo y la bola. Nos ayuda a entender que está ocurriendo en el vuelo de la bola y qué podemos mejorar en cuanto a impacto se refiere. Éste facilita un seguimiento personalizado del alumno, quien puede consultar sus informes online a través de la Web de la escuela, convirtiéndose así en una herramienta vital para los jugadores de nivel medio-alto. Actualmente este sistema es usado por las mejores escuelas internacionales así como por prácticamente todos los jugadores del circuito americano y gran parte del europeo.

El sistema es de poca utilidad sin la asistencia de un profesor (ahi es donde entro yo), por eso nuestros profesionales lo incorporarán como un valor añadido para sus clases particulares y de grupo.

Para toda aquella información adicional que se desee, disponibilidad de horas y de reservas os aconsejo que os dirijáis a través de la web de la Escuela de Golf Elche (www.escuelagolfelche.com), en la que os atenderán y aconsejarán de todos y cada uno de los servicios tanto de fitting (driver, hierros, wedges, bolas, etc.) como adicionales al mismo (gaping golf clubs, parámetros, diagnósticos, etc.), así como de las tarifas, descuentos y horarios.

El “pique” de las bolas en el green.


Los piques en el green, marcas de bolas, divots…como quieras denominarlas, son la pesadilla de cualquier greenkeper y/o jardinero de golf que desea tener lisos y saludables sus greenes para poderlos ofrecer a los jugadores. Son agujeros, marcas, depresiones o cráteres, formados al descender una bola de golf de manera vertical y más o menos violenta en la superficie de un green.
La reparación de esas marcas es imprescindible y muy importante, tanto o más que repararlas de la forma correcta.
El pique de una bola en el green causa una depresión en la hierba y muchas veces arranca un trozo de la misma, dejando no sólo una cicatriz, sino también un hoyo en la superficie que debemos nivelar y taparlo. Reparar y alisar una marca ayuda a mantener saludable la hierba. Pero la “reparación incorrecta” de una marca de bola puede llegar a provocar más daños que no hacerlo, ya que ocasionara el doble de tiempo en sanar, que las que se reparan correctamente.
Personalmente tengo una “mania” cada vez que llego aun green: reparo mi marca de bola y dos más. Por aquellos impresentables que no lo hacen por descuido o por desidia. Yo soy de los partidarios de expulsar a un jugador de un campo por no arreglar sus piques.
La reparación de los piques no es sólo importante para la salud de los grenes y para ejecutar suaves putts. No es sólo una cuestión de etiqueta de golf. Es nuestra obligación ayudar a cuidar de los campos de golf en los que jugamos.
 

¿Como provocar “backspin” a nuestra bola?


Desde hace unas semanas, es difícil que pase un dia sin que alguno de los alumnos de la escuela donde estoy, no me pregunte sobre el backspin del wedge o de como parar la bola en el green. El motivo es sencillo, puesto que tras practicar en el tee line, todos pasan a jugar en el pitch & putt que tenemos y el golpe que buscan es ese: el backspin.

Y hoy, para que no tengan que buscar el artículo ya publicado, pero demasiado técnico, que incorporé en el blog hace un tiempo (http://wp.me/pTcO5-9Y) y de forma más breve y sencilla otro unos meses despues (http://wp.me/pTcO5-zS), lo hago todavía mas conciso y concreto.

¿Que necesitamos para provocar ese bote en el green hacia delante y frenar, o vuelta hacia atras de la bola, denominado backswing?

  1. Una bola blanda, es decir, de tres o mas piezas (Titlest ProV, por ejemplo).
  2. Cuanto mas loft (ángulo) tenga el palo, más fácil será. Mejor un lob wedge de 58º que un gap wedge de 52º.
  3. Golpear la bola antes del punto más bajo del down swing. Antes de tocar la hierba o la moqueta.
  4. Debemos sacar una chuleta de muy poca profundidad, es decir, no golpear vertical a la bola.

No he querido complicar las explicaciones, sino todo lo contrario.

En el dibujo inferior podeis observar la diferencia de golpeo entre un hierro (fácil backspin) y un driver (imposible backspin), ya que el primero golpea hacia abajo y el driver en subida.

Estoy convencido que si lo entendeis y lo practicais…lo conseguireis!!!

La potencia en el swing: “LA TRANSFERENCIA DE PESO”.


Uno de los tres factores básicos en el swing que nos hace conseguir la potencia necesaria para enviar la bola a más distancia, es la correcta transferencia de pesos durante todo el swing.

De una forma muy breve y para entender entre el pie derecho y pie izquierdo, dividimos el swing de golf en cinco partes y diferenciaremos entre jugadores amateurs y profesionales para entender mejor lo que decimos:

1. En el stance, preparados para iniciar el swing:

  • Amateurs y Profesionales con el 50% en cada pie.

2. En el final del backswing (en la parte superior del mismo)

  • Amateurs: 50% de peso en el pie derecho.
  • Profesionales: 90% de peso en el derecho.

3. Al inicio del downswing (inicio de la bajada del palo hacia la bola)

  • Amateurs: 65% de peso en el pie izquierdo.
  • Profesionales: 95% de peso en el izquierdo.

4. En el momento del impacto a la bola

  • Amateurs: 50% en cada pie.
  • Profesionales: 75% de peso el izquierdo.

5. En el finish:

  • Amateurs: 70% de peso en el pie izquierdo.
  • Profesionales: 90% de peso en el izquierdo.

Como sencillo ejercicio y ejemplo, para que compruebes tu cambio de peso, trata de levantar tu pie izquierdo en el final del backswing. Si te ves impedido en ello, entonces no tienes una perfecta tranferencia en tu swing.

Empieza a analizar tus transferencias de peso y observaras que si vas intentando buscar estos tantos por cientos con los que trabaja un profesional, rapidamente iras consiguiendo aumentar tu distancia de vuelo de la bola.

Bola topada ¿qué es?, ¿por qué? y ¿como evitarla?.


Se suele llamar a esa bola que sale con altura inferior a la correcta y que recorre la distancia “sobre el suelo sin entrar en el aire”.  Esto es causado por el contacto del palo sobre la bola, por encima del lugar correcto, es decir, impactando en el centro de la bola hacia abajo.

Razones por las que se produce una “BOLA TOPADA”.

Grip

Normalmente no tiene relación directa con dicho “error”.

Stance

Tus hombros estarán alineados bien hacia la derecha o bien hacia la izquierda. Esto hace que coloquemos la parte inferior del cuerpo en el lugar equivocado en el momento que oscilemos en el swing.

Posición de la bola

Seguro que no tenemos en cuenta el principio básico de la colocación de la bola. Posición de la bola de un driver debe ser frente al talón del pie delantero, moviendo progresivamente más lejos hasta que la bola está cerca de la mitad de la stance para golpear con los hierros cortos.

Backswing

El palo puede estar desviándose de su arco en el backswing, siguiendo un camino que es demasiado dentro a fuera o viceversa. Manten una postura constantedurante el backswing sin levantarte.

Mentalidad

No trates de levantar la bola levantando los brazos a través de impacto, deja que sea el palo el que la levante. Verifica que el círculo que produce tu swing es el correcto, haciendo swing de práctica en la que intentas tocar el suelo ligeramente detrás de la bola.

En resumen, ni que decir tiene, que los dos motivos principales por los que topamos la bola son los repetidos en infinidad de ocasiones:

1. levantamos la cabeza en el momento del impacto, por no mirar la bola y…

2. encogemos los brazos al llegar a la bola por no querer acabar “lanzando las manos atraves de la bola”